El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.


2 comentarios

UN HOMENAJE A LA MUJER

Abuela Margarita

Además del recuerdo histórico de por qué se reivindica este día, compartimos una entrevista a la Abuela Margarita, esta chamana mexicana que nos recuerda la verdadera dimensión de lo que significa “humanidad en femenino” y nos sitúa en lo que implica ser mujer. Cariños a todas las mujeres el próximo domingo. Que cada una participe a su manera de un día que es de duelo, de dignidad, de expresar evidencias, y de alegría a la vez, porque estamos vivas en este siglo XXI y somos testigos de un tiempo de gran transformación para la humanidad. Un tiempo donde pequeños grupos de mujeres despiertan y se unen, comparten y se nutren, cantan y expanden su alegría, devoción y consciencia, como se expande el universo. Un tiempo donde algunos hombres comienzan a darse cuenta de que tienen un corazón y que hay que escucharlo, y desde esa vibración, se disponen a servir al proceso de liberación de lo femenino de humanidad -para hombres y mujeres-.

Que el Día Internacional de la Mujer sea el día de actuar en femenino, con la guía del corazón y la mente a su servicio.

Hace más de un siglo, ocurrió una historia sangrienta en la que el abuso, la explotación y la impunidad causó la muerte de 146 mujeres, algunas quemadas y otras muertas en la banqueta porque se arrojaron ante el temor de las llamas…no fue gracias a las mujeres bonitas, amables, de bien y sobre todo de buena familia, sexis o acomodadas, lo lograron las revolucionarias, las indecentes, las no religiosas furibundas, las indignadas, las migrantes y de baja escala social…las que pedían mayor equidad en la vida conyugal y en la productividad…

El incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York el 25 de marzo de 1911 es el desastre industrial más mortífero en la historia de la ciudad de Nueva York y el cuarto en el número de muertes de un accidente industrial en la historia de los Estados Unidos. El fuego causó la muerte de 146 trabajadoras textiles que murieron por quemaduras provocadas por el fuego, la inhalación de humo, o por derrumbes (y suicidio). La mayoría de las víctimas eran jóvenes mujeres inmigrantes de origen judío e italiano de entre dieciséis y veintitrés años de edad. La víctima de más edad tenía 48 años y la más joven 14 años. La tragedia se debió a la imposibilidad de salir del edificio incendiado y en llamas ya que los responsables de la fábrica de camisas habían cerrado todas las puertas de las escaleras y salidas, una práctica común para evitar robos y altercados. Muchas de las trabajadoras que no pudieron escapar del edificio en llamas saltaron desde los pisos octavo, noveno y décimo a las calles. El desastre en la fábrica textil de Triangle Shitwaist obligó a importantes cambios legislativos en las normas de seguridad y salud laborales e industriales y fue el detonante de la creación del importante Sindicato internacional de mujeres trabajadoras textiles (International Ladies’ Garment Workers’ Union) que lucha por mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras textiles.

Las chicas de aquella fábrica

El incendio ha marcado la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, después Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo. El 8 de marzo de 2011 se celebró el centenario del Día Internacional de la Mujer y el 25 de marzo de 2011 se cumplía el centenario del desastre de la fábrica textil Triangle Shirwaist.

En agosto de 1910 la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, reunida en Copenhague, reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y, a propuesta de la socialista alemana Luise Zietz, se aprobó la resolución propuesta por Clara Zetkin proclamando el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

La propuesta de Zetkin fue respaldada unánimemente por la conferencia a la que asistían más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés (Finlandia). El objetivo era promover la igualdad de derechos, incluyendo el sufragio para las mujeres. Año 1911 – Primera celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Nuestro homenaje a la Mujer lo hacemos con esta entrevista a la Abuela Margarita. “Las mujeres somos las educadoras”, dice, y por eso debemos aprender a amarnos… Amarnos, no es otra cosa que prestar atención a nuestro corazón, que vibra en consonancia con la Matriz, ese cuenco capaz de materializar la LUZ. Escuchar la sabiduría de ambas y dejar a la mente que ponga los recursos para DAR CUMPLIMIENTO. Unicidad coherente.