El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

News

Alguien que incomoda a las grandes multinacionales

El diario.es Canarias

La noticia no es  nueva pero queremos recordarla con cierto ritmo y frecuencia, a ver si penetra las barreras de nuestra consciencia. 
Ehsan Ullah Khan, la figura que encabeza la lucha contra el trabajo de los más pequeños, ha estado recientemente en Gran Canaria. Este pakistaní asegura que el 100% de la producción de Zara en Asia se sustenta con mano de obra infantil. El año pasado se desplazó a Arteixo para entrevistarse con Pablo Isla y preguntarle por la situación de las industrias que trabajan con niños.

“El 100% de la producción de Zara en Asia es trabajo infantil”, confiesa Ehsan Ullah Khan, el líder pakistaní contra la esclavitud de niños y niñas que ha estado recientemente en Gran Canaria invitado por el Ayuntamiento de Santa Lucía para conmemorar el 25 aniversario del Espal. Encabeza un movimiento a nivel mundial que denuncia el trabajo forzoso que padecen 400 millones de niños en el mundo. Khan lleva tiempo centrando su combate, su batalla “personal” en Inditex, la multinacional española que ha incrementado sus beneficios en un 5% en 2014 pero que según Khan, mantiene a miles de menores cosiendo en industrias que forman parte del abrupto tejido de subcontratas que se expanden principalmente por Asia.

El año pasado, este pakistaní se desplazó a Arteixo para entrevistarse con Pablo Isla, presidente del gigante textil, pero “no me quiso recibir y envió a un responsable de la empresa”, recuerda Ullah Khan. Ese día, le cuestionó al directivo por qué no trasladaba las industrias a España, un país azotado por la crisis económica y un alto nivel de desempleo. “Su respuesta fue que los españoles son unos vagos que no quieren trabajar”.

Ullah Khan llegó por casualidad a convertirse en uno de los referentes mundiales contra la esclavitud infantil. Era periodista y trabajaba en un diario local, pero en 1967 se cruzó con un chico de 18 años, esclavo, con los ojos llenos de lágrimas apostado a un lado de la carretera. “Quise ayudarle, le dije que él era libre como cualquier otra persona que nace en otra parte del mundo, pero él solo quería morirse”. En este instante decidió emprender su lucha, fundó el Frente de Liberación del Trabajo Forzado, que lo llevó a prisión y a sufrir varios intentos de asesinato. Desde 1995 vive “forzosamente” en el exilio en Suecia sin posibilidad de poder regresar a su tierra. En el país nórdico creó el movimiento Marcha Global desde donde articula la lucha para erradicar la explotación  infantil con políticas de educación. Khan ha logrado que cinco empresas de Pakistán cierren sus instalaciones y la liberación de cientos de niños.

Un menor que trabaja en una fábrica de Pakistán, de Camboya o de Bangladesh entra a las 4 de la mañana y sale a las 6 de la tarde. Los horarios rondan entre las 10 y las 16 horas  y el salario no supera los 2€ al día. Las industrias de ropa, alfombras, fútbol o de material médico se sustentan con el trabajo de menores que son vendidos a las mafias o a las empresas por sus propios padres. “Comprar un niño en Pakistán es muy barato y una vez que lo has hecho, puedes hacer con él lo que quieras”. Así le sucedió a Iqbal Masih, vendido por su madre cuando tenía cinco años a cambio de 600 rupias (12 €). Masil comenzó a trabajar en una fábrica de alfombras persas destinadas al mercado occidental donde además era maltratado y despojado de todos sus derechos. Con 10 años se cruzó en su camino el Frente del Ullah Khan quien consiguió liberarlo y convertirlo en una figura contra la esclavitud de los niños. Después de un viaje a Estados Unidos, la mafia lo asesinó cuando tenía 12 años.

“Por eso siempre digo que no compren en empresas como Zara, Mango, Ikea o H&M, porque con el dinero que les entregas, ellos compran 5 esclavos más”. Khan sostiene que los gobiernos y grandes multinacionales son cómplices de este entramado que saca partido de los oprimidos y los convierte en mano de obra barata. “Este es un gran problema político, social, económico y militar pero a ninguno de ellos les interesa cambiar el sistema”.

HOMBRES QUE SE DAN CUENTA

www.mujermujer.com.uy

“Forras del orto…”, así comienza su post Juan Solá, un estudiante de cine que vive en Buenos Aires y ayer decidió publicar en su Facebook su opinión y visión sobre la violencia que sufren las mujeres, un día antes de que se celebrara la movilización en varios países de la región en repudio a los feminicidios.

La publicación fue compartida más de 80 mil veces y tiene 78 mil me gusta. Recibió fuertes críticas y fervientes adhesiones. Aquí el texto para que lo lean y aporte al debate.

“Forra del orto” pensé cuando la piba que iba de pie frente a mi en el subte se corrió de lugar al notar que me había parado atrás de ella. “Forra del orto” pensé cuando la mina cruzó la calle al verme venir en la oscuridad, la otra noche. “Forra del orto” murmuré entre dientes cuando la flaca se negó de mala manera a que la ayudara a bajar del bondi lleno, aún cuando yo se lo había ofrecido con toda la amabilidad del mundo.

Forras del orto, perdónenme. Yo no quise ser hombre, salí así. Forras del orto, perdónennos a todos. Perdónennos por ese miedo que les aparece cada vez que salen a la calle y se cruzan con un hombre, como yo, que las apoya en el subte, o que las agrede verbalmente en una cortada vacía, o que les toca el culo en el bondi.

Por favor, no me tengan miedo. Yo no les quiero tocar el culo ni decirles guarangadas.

Pero cómo podrían confiar en un extraño, claro, si todos los días las manosean sus tíos y las violan sus padrastros. ¿Cómo no tenerle miedo a un extraño si todos los días las matan sus novios? ¿Cómo no mandar a la puta a un desconocido que se para a sus espaldas si todos los días sus maridos las cagan a piñas de frente? ¿Cómo no tenerle miedo a un extraño que las ayuda a bajar del bondi si todos los días las chorean y de paso les tocan las tetas?

A mí no me van a matar por contestarle mal a mi marido, ni me van a tocar el culo cuando baje del bondi lleno, ni me van a pedir que muestre la tanguita cuando camine por una calle oscura. Yo no sé qué significa vivir con eso. Yo soy hombre, uno de esos que se crió en los noventa, mirando por la tele cómo Olmedo manoseaba adolescentes, cómo Francella quería cogerse a una colegiala pero le daba culpa porque era menor de edad y eso nos hacía reír a todos, y lo festejábamos. Yo me crié con un Sofovich que trataba de pelotudas a las secretarias y con un Rial que le decía a Beatriz Salomón que el problema no era la infidelidad, sino que el marido la haya cagado con un travesti. Porque eso es de puto. El macho bien macho te caga con otra mina, por supuesto.

A mí me hicieron creer que mi mamá iba a ser mucho más feliz si le compraba una multiprocesadora Ultracomb modernísima y que mi hermana tenía que hacer una fiesta de quince con un vestido enorme, porque eso hacen las mujeres. Por suerte nada de eso funcionó. A mí vieja no le gustan los electrodomésticos, le gustan los libros. A mi hermana no le gustan los vestidos, le gustan las camisas. Y a mí no me gusta que me tengan miedo por ser varón. Ni en el subte, ni en una calle oscura, ni en un bondi lleno. No lo voy a tolerar.

A lo mejor te parezca que todo este asunto feminista que te tiene las bolas llenas no tiene nada que ver con vos. Porque viste cómo son las minas, campeón, son todas unas histéricas de mierda, incapaces de quedarse en casa, como corresponde, a maquillarse los ojos morados. Porque algo habrán hecho para que les peguemos. Hay que ver qué tan larga era la pollera de la putita que violaron la otra siesta y cuántas noches a la semana salía a bailar la zorrita esa que el novio cagó a trompadas. Siento contradecirte, amigo, pero esto también tiene que ver con vos.

Salí a marchar, si sos macho. Por tu vieja, por tu hermana, por tu hija. Salí a marchar, si sos macho, para que las pibas no te tengan más miedo si las cruzás a la noche en una calle vacía. Salí a pelear si sos macho. Ayudá a cambiar la historia si sos macho. Sé un San Martín moderno si sos macho, que si la libertad no es para todos, entonces no alcanza. Que si la libertad no es para todos, no es libertad, es márketing.”

¿POR QUÉ LOS HOMBRES SE VAN DE PUTAS?

Octavio Salazar, 
Profesor Titular de Derecho Constitucional,
Universidad de Córdoba

El pasado 10 de marzo se presentaron en la Facultad de Derecho y CC. Económicas y Empresariales de la Universidad de Córdoba los resultados del estudio que con el título “Masculinidades y consumo de prostitución en Andalucía” ha realizado un grupo de sociólogos de la Fundación Iniciativa Social por encargo del Centro de Estudios Andaluces (http://www.centrodeestudiosandaluces.es/). En dicho estudio se recogen las opiniones de más de 40 hombres andaluces, de entre 18 y 70 años, consumidores de prostitución, y que han sido agrupados en cinco categorías: propietarios rurales, trabajadores manuales, empleados urbanos, jóvenes metropolitanos y homosexuales urbanos.  De entre los resultados del estudio, cabe destacar que todos los participantes en los grupos de discusión, con independencia de su origen social, coinciden en señalar la necesidad sexual como innata a la condición masculina. En consecuencia, estiman que pagar por sexo es un acto social que no merece rechazo, aunque si hay coincidencia en el rechazo tanto de la trata de personas como del abuso de menores. En todos los casos, el consumo de sexo de pago se vincula frecuentemente con celebraciones de ocio en grupo, es decir, con la celebración de fiestas “de hombres”, en las que continúa siendo un elemento esencial la demostración y exaltación de la virilidad.

La importancia de este estudio, más allá de los argumentos que puede ofrecer al debate complejo en torno a la regulación o en su caso la abolición de la prostitución, reside en como desvela las causas estructurales que continúan alimentando un determinado entendimiento de la sexualidad marcado por las relaciones de género o, lo que es lo mismo, por las relaciones de poder que entre hombres y mujeres sigue estableciendo el patriarcado. De esta manera, hay una evidente línea de continuidad entre la permanente cosificación y sexualización del cuerpo de las mujeres tan presente en nuestra cultura y la consideración del consumo de sexo de pago como una expresión más de una virilidad que continúa respondiendo a los imperativos categóricos del hombre considerado sujeto activo e indiscutible titular del poder y la autoridad. Ahora bien, el salto cualitativo que se ha producido en las últimas décadas, como bien se puso de manifiesto en la mesa redonda que siguió a la presentación de estudio, y en la que intervinieron la profesora Rosa Cobo Bedía, el sociólogo co-autor del informe Hilario Sáez y el que firma estas líneas, es la vinculación de dichas prácticas con una industria del ocio y la diversión, de carácter global, y que se apoya en los excesos del capitalismo neoliberal.

La prostitución vendría a ser la prueba más evidente de la estrecha conexión que existe entre patriarcado y capitalismo, la cual se ha visto reforzada en los últimos años por las lecturas neomachistas del primero y neoliberales del segundo. Una suma que, evidentemente, provoca un aumento dramático de la vulnerabilidad de las mujeres y, como demuestran todas las estadísticas, una más que evidente feminización de la pobreza.

La visión acumulativa del placer, que con tanta insistencia nos subrayan los medios de comunicación y muy especialmente los mensajes publicitarios, se alía con una concepción de la masculinidad que continúa respondiendo a los esquemas del macho dominante y que provoca, entre otras consecuencias, que los chicos, y las chicas, más jóvenes reproduzcan esquemas tremendamente machistas en sus relaciones afectivas y muy especialmente en su concepción de la sexualidad. Si a eso unimos la deficiente, por no decir ausente, educación que nuestros hijos e hijas reciben en esta materia, el resultado no es otro que la conquista de dicho espacio por las lógicas depredadoras de la pornografía y la superación de los criterios éticos por la desregularización propia del mercado salvaje. De esta manera, y como bien señaló Rosa Cobo, en la prostitución confluyen los efectos perversos de tres sistemas de dominio: el patriarcal, el capitalista neo-liberal y el racial-cultural. La conjunción de los tres prorroga la heterodesignación de las mujeres en virtud de las prácticas de dominio y opresión de los hombres, al tiempo que se naturaliza el “ir de putas” como se hace con la desigualdad.

El peso económico de los macro-burdeles, de la industria pornográfica o de los anuncios de contactos que en muchos casos se han convertido en los salvadores de algunos periódicos en bancarrota, fortalece y reproduce las jerarquías de género. Es decir, mantiene y subraya el poderío de una masculinidad detentadora del poder, al tiempo que intensifica la negación de la autonomía de las mujeres y su devaluación en un orden social y económico en el que continúan siendo las más vulnerables entre los vulnerables.  En consecuencia, no estamos hablando de un oficio, el más antiguo del mundo en palabras del patriarca, sino de una consecuencia a la que se ven abocadas muchas mujeres que lógicamente no son libres porque viven en un contexto de sumisión, al tiempo que continúa tratándose de una práctica social mediante la cual muchos hombres – uno de cada cuatro, según el estudio citado – reafirman su virilidad y mantienen la fantasía del eje binario control/sumisión para la que no necesitan otro pasaporte que el dinero.

Por lo tanto, y más allá de la complejidad jurídica y política que encierra una posible regulación de esta práctica, tal y como se apuntaba en la reciente, y discutible,  sentencia de un Juzgado de lo Social de Barcelona, creo que la prostitución, como otras muchas expresiones de un orden cultural y político basado en el dominio masculino, no puede abordarse sin tener en cuenta las causas estructurales que la provocan y la alimentan. Unas causas que, insisto, tienen mucho que ver con los sistemas de dominación que se retroalimentan entre sí, el patriarcado y el capitalismo, y en los que los hombres gozamos de una posición privilegiada.

Solo desde esta mirada de género, y teniendo muy presente la perspectiva liberadora y emancipadora que supone el feminismo, será posible encontrar salidas a algunos de los callejones en los que tantos millones de mujeres en el mundo se ven obligadas a renunciar a su autonomía y dignidad. Por ello, la pregunta qué deberíamos empezar a plantearnos, además de no renunciar a la solidaridad con las mujeres que se ven abocadas a ejercer la prostitución,  sería no solo por qué esas mujeres lo hacen sino también, y sobre todo, por qué sigue habiendo tantos hombres dispuestos a usar el cuerpo de ellas como si fuera una mercancía más.

LA REBELIÓN DE LAS COSTURERAS

¿Hemos nacido para ser mujeres o costureras?”

, lunes 19 de enero de 2015

http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/mujeres-india_0_1464453545.html

“¿Hemos nacido para ser mujeres o costureras?”. Yamuna, que hace más de 20 años que trabaja en la industria textil de Bangalore, en la India, se hace esta pregunta. Hace poco decidió dejar de perder el tiempo pidiendo mejoras laborales sus jefes.

Ella y otras trabajadoras del taller de confección Goldenseam se dieron cuenta de que sólo existía un modo de que los patrones dejaran de explotarlas: enfrentarse directamente con ellos, perderles el miedo. “Los propietarios de las fábricas son cinco o diez… ¿pero cuántas somos nosotras? Miles y miles”.

Las costureras indias están iniciando una revolución. Yamuna y otras activistas han creado el Garment Labour Union, un sindicato textil íntegramente femenino que está consiguiendo cada vez más adhesiones en el estado de Tamil Nadu, donde se concentra la mayor parte de fábricas con trabajadoras procedentes de zonas rurales. Es allí donde grandes multinacionales desembarcaron para ahorrar en costes de producción y aumentar sus beneficios.

¿Y cómo conocemos a Yamuna? Hace escasos meses, un grupo de jóvenes catalanes fueron testigos de una huelga en la fábrica Goldenseam: 162 mujeres se sentaron en la entrada de la fábrica y se negaron a trabajar hasta que no se llegase a un acuerdo de mejora de las condiciones. Allí estaba Yamuna y otras activistas que han decidido declarar la guerra a sus patrones: “Ellos ganan mucho dinero y a nosotras no nos dan ningún valor. Eso es doloroso”.

NO DUST FILM

Los hombres se escondían, las mujeres gritaban, el miedo cambiaba de bando. Enric Escofet, Marc Soler, Eduard Valls y Cèlia Vila, todos ellos miembros de la pequeña productora audiovisual NoDustFilms, entendieron que estaban presenciando algo importante. Esto es lo que vieron.

NoDustFilms consiguió en Verkami 6.630 euros, más dinero del que había pedido, para producir Las Costuras de la Piel, un documental sobre la rebelión de las costureras de Bangalore cuyo preestreno será el próximo 6 de febrero en los cines Maldà de Barcelona. Cèlia Vila cuenta que descubrieron unas condiciones infrahumanas: “La raíz de todos sus problemas es la alta producción que se les impone. Se ven obligadas a cumplir jornadas laborales de 60 horas semanales y a hacer horas extra sabiendo que no las van a cobrar. Los ratos de descanso son muy breves, no pueden permitirse más de media hora para comer y tres minutos para tomar el té”.

Las costureras trabajan en habitaciones sin luz ni ventilación, el calor hace que los productos químicos generen sensación de ahogo y hasta enfermedades como la tuberculosis. Además de la fatiga y la ansiedad por alcanzar la producción exigida, los supervisores, que acostumbran a ser hombres, las maltratan física y psicológicamente: “Nos riñen, insultan, nos amenazan con echarnos. Si protestamos, nos castigan a estar horas de pie”, les contó una de ellas.

Luchar es ilegal

Muchas dejan sus hogares engañadas con falsas expectativas. Los empresarios se aprovechan de la docilidad con la que la mayoría de ellas han sido educadas: “La condición social de la mujer en la India es de completa sumisión y fidelidad, primero a sus padres y después a su marido. Son más fáciles de explotar y muy pocas se atreven a denunciar las condiciones en las que trabajan”, explica Escofet.

¿Es esto vivir? Las relaciones humanas están regidas por el dinero. Los ricos tienen el poder y los pobres estamos mal vistos

Además, pertenecer a un sindicato es ilegal en muchas fábricas del sector de la confección. Los llamados comités de ayuda están formados por trabajadoras concretas, sin formación política ni legal, elegidas para no generar problemas: “Las mujeres que se quejan o reivindican un trato mejor son humilladas públicamente, reciben castigos físicos y hasta rebajas de sueldo”.

“En ocasiones, los supervisores llegan a llamar a la policía para que retenga a las trabajadoras y sufran la vergüenza y el desprecio de ser detenidas sin ningún motivo”. También son habituales las listas negras: cualquier mujer rebelde corre el peligro de no ser contratada nunca más por ninguna otra fábrica de la Bangalore. Muchas aún sufren las consecuencias psíquicas de las amenazas.  

Mujeres deslocalizadas

“¿Es esto vivir? Las relaciones humanas están regidas por el dinero. Los ricos tienen el poder y los pobres estamos mal vistos”. Así resume Yamuna el funcionamiento de la economía globalizada. Desde que 248 personas murieron al derrumbarse un taller de Bangladesh en abril de 2013, los consumidores occidentales son más conscientes de la procedencia de las prendas baratas que visten.

Los gigantes de este sector entendieron hace tiempo que localizar la producción en países como India, Bangladesh, China o Indonesia aumenta sus beneficios de forma exponencial. Por cada trabajador dispuesto a cobrar una miseria, se facturan miles de euros más.

En el caso de la India, en 2004 se firmó un acuerdo, el Multi Fibre Agreement, que da plena libertad a los empresarios: “Este acuerdo ha propiciado que los países productores entren en competencia directa entre ellos y cambien sus estrategias para poder ofrecer precios aún más bajos a las multinacionales para quedarse con los encargos. Lo que aún convierte las condiciones en más miserables”.

“Basta a todo”

Más del 50% de los indios considera que la violencia contra las mujeres forma parte de una familia feliz. Hace escasos días, el parlamentario Sakshi Maharaj dijo que todas las hindús “deben producir al menos 4 hijos”.

En el último año, las violaciones grupales y los asaltos sexuales se han convertido en noticia y ya se habla de que la India tiene un problema especialmente grave en este campo. Sin embargo, cada vez hay más denuncias: según la policía de Nueva Delhi, en 2014 las demandas por delitos contra las mujer han aumentado un 18% y de violaciones un 31%.

Parece evidente que cada vez más mujeres indias se enfrentan a los hombres, ya sean sus maridos o sus capataces. La mayor parte de las protagonistas de Las Costuras de la Piel han sido también víctimas de violencia sexista: “Sufren una triple discriminación: social, económica y de género”, cuenta Vila.

Su situación no es solo consecuencia de las precarias condiciones laborales: “La sociedad siempre las ha tratado mal. Muchas reconocen que han padecido malos tratos y agresiones sexuales por parte de sus maridos. En general, los hombres las consideran indignas de confianza y libertad”.

Sería precipitado hablar de revolución obrera en los talleres textiles de Asia. Sin embargo, la unión femenina está aumentando y empieza a tener sus efectos en forma de grupos de autodefensa, asociaciones y sindicatos.

De repente, las mujeres son sujetos políticos influyentes y se han vuelto peligrosas: “Gracias a ellas se están implementando medidas para limitar los abusos y reforzar el papel de los sindicatos dentro de las fábricas”. No obstante, el camino hacia la dignidad apenas acaba de empezar y no van a ponérselo fácil.

La planta de la fábrica Goldenseam, donde se inició la huelga, ha sido clausurada. Cada vez más mujeres indias se enfrentan a los hombres, ya sean desconocidos, sus jefes o sus maridos.

Rituales con Significado

Dra. Notrthrup  

¿Hay algo peor que un grupo de personas que se reúnen, en realidad no quieran hacerlo? ¿Le suena familiar? ¿Dónde está la alegría de las fiestas en esto? ¿Y cómo hemos llegado al punto en el que la culpa y la obligación son la norma?

En un programa de radio reciente le pregunté al Dr. Mario Martínez, autor del Código Mente-Cuerpo, ¿por qué las vacaciones son tan estresantes para muchos de nosotros? Su respuesta fue muy clara: el placer del ritual consciente, como por ejemplo, ir a cantar villancicos o ir a una ceremonia de iluminación del árbol con toda la familia, ha sido sustituido por una rutina sin sentido cargada de obligación.

Explicó, además, que estas rutinas sin sentido a menudo implican lo que él llama relaciones del “libro mayor” (libro de contabilidad). Por ejemplo, que usted se sienta obligado -porque es lo que se espera- a comprar un regalo para alguien que usted no conoce o que ni siquiera le cae bien. Otro ejemplo, es sentirse obligadx a ver a un miembro tóxico de la familia, libre de culpa “porque es Navidad”… Esto es en realidad lo que causa todo el estrés de las fiestas.

Como el Dr. Martínez nos recuerda: “El amor es en realidad una toxina para la gente tóxica”. Ellos no pueden disfrutar demasiado sin volverse negativos y desprender la negatividad en usted. Por ejemplo, la visita a la familia está yendo bien hasta que tu madre dice “Parece que has engordado” o “¿Qué te has hecho en el pelo?”.

Cualquier persona que tenga interés en la salud es imposible que desee pasar su tiempo con gente así.

Luego están las demás obligaciones. Para mí una de ellas era la entrega de regalos y sentirme obligada a crear “magia navideña” para otros.

Cuando yo era niña, mi madre y mi padre hicieron un trabajo increíble para crear la magia de la Navidad. Solía reorganizar los regalos bajo el árbol cada noche y ver todas esas maravillosas películas de Navidad. Y, como la mayoría de los niños, me levantaba a las 5:00 de la mañana, cuando todavía estaba oscuro, y me colaba en la planta de abajo para ver lo que Santa Claus había dejado. Mis recuerdos están llenos de asombro. Disfrutaba cada minuto de la cena de Navidad y luego la semana de Navidad, cuando tantos amigos venían a nuestra ciudad a esquiar durante las vacaciones.

Más tarde me casé y mi marido y yo empezamos nuestro periodo de médicos residentes. Estábamos a menudo de guardia durante las vacaciones, por lo que unas vacaciones en familia simplemente no eran posibles. Cuando tuvimos nuestras dos hijas, hice todo lo posible para recrear la magia de mi propia infancia. Pero también trabajaba largas horas y estaba muy a menudo lejos, por lo que también me sentía culpable.

Convertí la culpa en comprar más y más. A medida que las niñas crecían, esto se hizo más y más caro. Después de mi divorcio, cuando las niñas tenían 16 y 18 años, realmente la historia me desbordó. Tenían que tomar un descanso para abrir los regalos porque, sencillamente, eran demasiados. El desembalaje llevaba ¡la tarde de Navidad!

Hay un viejo dicho acerca de “¿cómo sabes lo que es el borde?” Bueno, cuando te has ido sobre él y miras hacia atrás, puedes ver claramente que ése era el borde. “Créanme, yo estaba bien pasada. Y era conducida por la culpa, no por ningún tipo de magia”.

Cuando mis hijas y yo viajamos a visitar a mi madre por su cumpleaños número 80, debido a que era un viaje por carretera y el cumpleaños de mi madre era cercano a la Navidad, nadie, ni mis hermanos ni nuestros hijos tenían los medios para llevar los regalos de Navidad. Y ¿adivinen qué? Todos estuvimos de acuerdo en renunciar a hacer regalos. ¡Fue un alivio profundo!

De ese momento en adelante, brindamos nuestra presencia. Y realmente disfrutamos el Solsticio, las comidas, y la compañía de los otros.

Ahora que una de mis hijas está casada, ella y su marido están comenzando sus propios rituales de las fiestas. Yo he sugerido que sigan lo que dicten sus corazones. No hay absolutamente ninguna razón para que empiecen su vida de casados con la culpa de las vacaciones o de obligaciones no deseadas.

Y usted tampoco debe hacerlo. Esto es lo que sugiero:

-Pregúntese qué fiestas y rituales realmente le apetecen; cuáles contienen magia y significado o realmente le dicen algo. Luego puede averiguar por qué se han convertido en una rutina y sin-sentido. Tenga la valentía de elegir conscientemente los rituales que dan sentido a tiempo de descanso y descarte aquellos que no lo hacen.

-Pero, y esto es un gran pero, prepárese para la ira y la culpa que le pueden perseguir si usted tiene parientes tóxicos que manipulan rutinariamente a los otros para que les visiten. Permítales que se enfaden. Usted puede sentirse culpable al principio, pero eso está bien.

En otras palabras, su propio bienestar debe estar incluido en sus planes de Navidad. Confíe en mí, sus vacaciones nunca volverán a ser estresantes.

Si usted está dispuesto a apostar de verdad por lo que tiene más sentido para usted, será un faro de cordura y de magia, y toda la familia se lo agradecerá. Tal vez no de inmediato, pero con el tiempo.

Este será el legado de una familia nueva, consciente de lo ritual. Ritual que van a querer continuar por generaciones.

Francia aprueba de forma experimental las Casas de Partos

casas de parto o casas de nacimiento

La Asamblea Nacional Francesa aprobó de modo experimental por cinco años las llamadas “maisons de naissance” (casas de nacimiento).

Se trata de una estructura de asistencia gestionada por matronas, que ofrecen un ambiente más íntimo que el del hospital, simulando el ambiente del hogar de la parturienta.

El nuevo mecanismos para los nacimientos podría dar lugar a la apertura de un docena de centros que podrían abrir sus puertas en 2015. Los criterios son de calidad, pero también económicos pues la previsión de gasto por nacimiento en una casa de partos es de 600€ frente a los 3000€ que cuesta un parto en el hospital.

Esta opción estará para aquellas mujeres sanas que lo deseen, donde el riesgo del parto sea bajo. No se atiende a los nacimientos de gemelos, las cesáreas o cuando la posición del feto podría dar lugar a complicaciones, según el detalle de la normativa experimental. La ley establece una garantía de seguridad: la unidad debe estar en una maternidad afiliada con la que exista un acuerdo y que, en caso de enfermedad o de complicaciones, el paciente debe ser trasladada inmediatamente a un hospital. El nacimiento se lleva a cabo sin anestesia, epidural o drogas para inducir el parto. El manejo del dolor se hace con masajes o baños. La madre y el bebé regresan a sus hogares pronto, unas seis horas después del nacimiento y el resto del tratamiento se realiza en el hogar.

En los países donde este sistema ya ha sido probado (como Alemania o Suiza), una evaluación rigurosa de los resultados mostró que no hubo un aumento en la mortalidad materna o neonatal.

Según Sophie Guillaume, presidenta del Colegio Nacional de Matronas, estas estructuras son “una respuesta a una demanda cada vez mayor para las madres que quieren ser protagonistas de su nacimiento“.

MUJER Y MUNDOS POSIBLES

Gioconda Belli

lema-4

“Casi no puedo con el mundo que azota entero mi conciencia…”

                                      Julia de Burgos

Puesto que nací después de las dos grandes guerras mundiales, no recuerdo en lo que tengo de vida otra época más angustiosa para la humanidad que ésta. Nunca antes nuestro mundo ha necesitado tanto de la imaginación femenina como hoy. El escritor italiano, Alberto Moravia, decía que las mujeres debíamos gobernar el planeta porque la maternidad es incompatible con la bomba atómica. Yo no sólo estoy de acuerdo, sino que pienso que de nosotras depende el futuro sin guerras que anhelamos.

Hay mujeres que piensan que los comportamientos y sensibilidades que conforman una “ética femenina” son el producto de una opresión histórica. Es posible que así sea; que las responsabilidades que tradicionalmente hemos asumido en un mundo dominado por los hombres sean las que nos han forzado a desarrollar valores como la conciliación, la valorización del ámbito privado, la preocupación por el otro, por las relaciones inter-personales, las emociones y la comunicación. Sean cuales fueran las razones que han depositado esta sensibilidad en la mujer, el hecho es de que poseemos, como grupo, una “ética” diferente. Mientras los hombres están más preocupados por la “universalidad” de ciertas leyes morales, deberes y derechos; las mujeres valoramos mejor el impacto directo de los conflictos sobre las vidas particulares de quienes los sufren. La compasión, la resolución vía diálogo de las confrontaciones no las aprendemos en los libros; las vivimos en el día a día. La ética de cuidar la vida no es para nosotras un concepto abstracto, como puede ser la patria para los hombres. Tenemos una relación biológica con este imperativo de la naturaleza porque en la división del trabajo humano, es a nosotras a quienes nos toca no sólo dar vida, sino protegerla, alimentarla, ayudarle a alcanzar su plenitud y hasta auxiliar a nuestros viejos en el camino hacia su fin.

Hay un viejo principio socialista originado en Fourier y en Engels que afirma que el nivel de libertad de las mujeres es un criterio válido para medir el nivel de humanización de la sociedad. Podríamos deducir de este criterio que un mundo más humano y armónico requeriría de la globalización de la libertad femenina. Yo me atrevería a decir más: Estoy convencida de que el “otro mundo posible” que surgió como enseña del Foro Social Mundial en Porto Alegre, es un mundo imbuido de la sensibilidad, la compasión, el respeto a la vida que portamos las mujeres. Estoy convencida de que de nuevo estamos llamadas a darle a Adán otro mordisco de la manzana del conocimiento, esta vez no para perder, sino para recuperar el Paraíso Terrenal.

La urgencia de esta misión que, pienso, tenemos todas las mujeres del mundo requiere sin embargo que repensemos y reformulemos el carácter de la lucha por nuestra libertad que hemos venido dando desde hace varias décadas.

A raíz de los preparativos de guerra de Estados Unidos contra Irak, fuimos testigos de la más grande movilización por la paz a nivel global que se ha visto en la historia de nuestra especie. Fue hermoso ver las multitudes que se concentraron en las plazas y avenidas de tantas ciudades del globo. Fue hermoso y esperanzador, pero hasta cierto punto, fue un impulso tardío, un impulso que se pareció al de los bomberos que salen a apagar un fuego cuando ya el fuego se ha extendido y amenaza con consumirlo todo.

Y la verdad es que, si no abordamos los problemas de fondo de nuestras sociedades, las mujeres y los hombres de buena voluntad vamos a seguir actuando como apaga- fuegos. Y la solución de estos problemas de fondo a los que me refiero se nos va a seguir escapando mientras sigamos sin abordar el mayor problema de fondo de todos que es el de los valores, de la ética que rige nuestra moderna existencia. La esperanza a la que podemos aferrarnos es la de cambiar esta ética; la de darle al mundo otro mordisco de la manzana bíblica.

Si analizamos la historia del siglo XX, podremos ver algo muy interesante y es que de todas las revoluciones sociales que se produjeron, ninguna tuvo mayores consecuencias, ni cambió más el mundo que la revolución femenina. Cosas fundamentales como el amor, la sexualidad, las relaciones de trabajo, la intimidad de las familias, el potencial de la humanidad, se transformaron sustancial y positivamente. La revolución femenina coincidió en el tiempo con el fin de la guerra del Viet-Nam, el fin de la guerra fría y la democratización de América Latina. Aunque no se haya cuantificado su contribución en estos procesos, la más activa presencia de las mujeres y su nueva valoración social, sin duda dejó su huella en ellos.

Ahora bien, desde fines de los 80 y a través de los noventa, ese impulso fenomenal, ese aire libertador que traía el feminismo, se estancó. El contra-ataque fue despiadado. A las feministas se nos acusó de todo lo que era posible acusarnos y, bajo el embate de una ola conservadora, se produjo un repliegue.

El movimiento femenino se desbandó y para sobrevivir se transformó en un movimiento reivindicativo que se concentró en trabajar alrededor de ciertos temas específicos. Dejamos de cuestionar de manera beligerante los valores fundamentales sobre los que siguen funcionando nuestras sociedades, para convertirnos en especie de “lobbies” para gestionar un limitado número de derechos. La derecha nos acorraló en el debate sobre el aborto mientras continuaba con su agenda fundamentalista promoviendo el regreso a lo que llama “valores cristianos” que, en esencia, lo que cuestionan son todos los cambios que las mujeres proponíamos a la sociedad.

No es que no hayamos continuado avanzando. Hay cantidades de experiencias a lo largo y ancho del mundo que atestiguan el duro ascenso de las mujeres hacia ese Everest de la igualdad, pero estas luchas se han tornado pragmáticas, específicas o individuales; han sido vaciadas de su contenido colectivo y revolucionario, del aliento heroico que animó las luchas por el voto, la quema de brassieres, las tomas de revistas de modas o de los concursos de belleza de los sesentas; o las marchas de las madres en la Plaza d e Mayo.

Las mujeres nos hemos dividido entre feministas o no-feministas al faltar ese elemento unificador de una causa común, al fragmentarse el objetivo de nuestras luchas en pequeñas parcelas. Una época como ésta con su necesidad de luchar por la paz nos ofrece una bandera que nadie mejor que las mujeres podemos levantar. La paz nos compete a todas porque la guerra nos afecta a todas. Y la lucha por la paz, entendida como la lucha por una nueva ética humana donde la guerra deje de ser una opción viable, nos presenta un reto lo suficientemente formidable como para llamarnos a desencadenar todas nuestras energías.

Por experiencia sé que grandes retos movilizan nuestra capacidad de grandeza. Los seres humanos llevamos en alguna parte de nuestra psiquis una especie de memoria de la felicidad perdida que nos mueve a seguirla buscando incansablemente. Estos tiempos, con sus amenazas y su desesperanza tienen también su lado positivo porque nos obligan a sacudirnos la complacencia y a buscarnos de nuevo las unas a las otras. El rol que esta vez nos toca jugar es de singular importancia. No podemos dejar que los ruidos de la guerra apaguen los ruidos de la vida. Tenemos que invocar el poder del vientre, el poder del cuerpo femenino para dar un salto definitivo en esta lucha de la humanidad no sólo por la sobrevivencia, sino por el placer y la felicidad de cada uno de sus integrantes.

Cada una de nosotras conoce el poder de las palabras, el poder de la imaginación. Hace mucho ya que el lenguaje femenino que articulaba la filosofía libertaria del movimiento de emancipación de la mujer se volvió ininteligible para la común de los mortales y se tornó en un lenguaje de especialistas. Hay que volver a impregnarlo de su profundo y original hálito liberador, a la vez que se le dota de colores que reflejen la belleza del porvenir. Hay que delinear el futuro que soñemos con las imágenes y las visiones más hermosas de que seamos capaces para que quien lo intuya se sienta poseída por el deseo irrefrenable de hacerlo realidad.

Tenemos hoy más que nunca la responsabilidad de volver echar a volar las grandes ambiciones que hincharon las velas de las valientes mujeres que nos precedieron. A la falsa “ética” militarista y justiciera, debemos contraponer una nueva ética humanista, multicultural, igualitaria, respetuosa y solidaria. Una ética que empiece por reconocer que no se pueden andar pregonando valores como la democracia y la libertad a otros, cuando en nuestro propio “civilizado” occidente la mitad de la población no goza de las libertades, ni la democracia porque está abrumada, mal pagada, mal tratada y sigue siendo ciudadana de segunda categoría.

Hay entonces una lucha de liberación pendiente, que es global y que no puede seguir esperando porque, igual que la lucha por la paz, es clave para que la humanidad no pierda sus rasgos éticos y acabe convertida en una monstruosidad.

Virginia Woolf escribía, en el final de su ensayo “Un cuarto propio”, refiriéndones a la hermana de Shakespeare que nunca existió y decía: esa mujer “vive en ustedes y en mí y en muchas otras mujeres que no nos acompañan esta noche, porque están lavando los platos y acostando a los hijos. Pero vive porque los grandes poetas no mueren; son presencias continuas; sólo precisan una oportunidad para andar entre nosotras de carne y hueso”

Y sigue diciendo: “si nos adiestramos en la libertad y el coraje de escribir exactamente lo que pensamos; si nos escapamos un poco de la sala común y vemos a los seres humanos no ya en su relación recíproca sino en su relación con la realidad……si encaramos el hecho de que no hay un brazo en que apoyarnos y de que andamos solas y de que estamos en el mundo de la realidad y no sólo en el mundo de los hombres y las mujeres, entonces la oportunidad surgirá y el poeta muerto que fue la hermana de Shakespeare se pondrá el cuerpo que tantas veces ha depuesto.”

El futuro es nuestro, compañeras. Pero tenemos que ganárnoslo, que defenderlo con la pluma, con las ideas y con una cada vez más ferviente solidaridad humana para que de nuestro parto colectivo nazca ese otro mundo posible al que aspiramos.

Gioconda Belli

“La Iglesia no debe meterse en la decisión de una mujer de abortar”

Lucía Caram

24.01.2014  publicado en http://www.lne.es, Ignacio A. CASTILLO

La religiosa Lucía Caram ha revolucionado las redes sociales. Hace unos días tenía 25.800 seguidores en Twitter. Sus palabras rebosan la vitalidad que le impide permanecer encerrada en su convento de Manresa y la lleva a no permanecer callada y a denunciar los abusos cometidos en la sociedad en sólo 140 caracteres.

-¿Ser monja de clausura y asomarse a diario al mundo a través de las redes sociales es una contradicción?

Yo creo que las redes sociales, y sobre todo Twitter, nos permiten con poca palabrería transmitir y poblar también las redes, que están plagadas de mucha crispación y mucha indignación, de iniciativas y de ideas positivas. Twitter ha de servir además de amplificador de la situación de los que lo están pasando peor. Las redes sociales me permiten decir qué es lo que estoy contemplando y estoy viendo. Contemplar no es sólo poner los ojos en blanco y mirar al cielo, sino ver lo que pasa en el corazón de la humanidad y pedir que todos nos impliquemos.

-Cada vez son más las personas que lo pasan mal.

Y lo peor de todo es que la pobreza se cronifica. Con esta crisis han surgido nuevos pobres. Los que ya eran pobres lo son aún más. La distancia entre ricos y pobres también es cada vez más grande. Los brotes verdes que augura el Gobierno aún no han llegado al bolsillo de la mayoría de la gente. Nos toca seguir esperando contra toda desesperanza.

-¿Hacen falta menos palabras y más hechos?

Estamos en una sociedad en la que se habla demasiado, en la que falta compromiso y en la que a veces se escriben muchas tonterías. Estamos tan vacíos que escribimos sin decir nada, por ir con tantas prisas y con tanto estrés. Es bueno que Twitter nos dé la posibilidad de pensar qué es lo que vamos a comunicar. Y es muy interesante poder infectar redes positivamente.

-¿Cristo “tuitearía” si viviera?

Yo creo que fue el primer “tuitero”. El Evangelio está compuesto por frases cortas que entran perfectamente en un “tuit”. Es muy revelador. Cristo ya dijo que nada quedaría oculto, que todas las verdades se gritarán en los tejados. Y, efectivamente, vivimos unos tiempos en los que nada queda oculto. Las redes y los medios de comunicación hacen que necesariamente tengamos que ser transparentes.

aguzando la escucha

-No habría que escandalizarse de una monja “tuitera”…

Evidentemente. Pero estamos en una Iglesia patriarcal, a la que se le ha pasado el tren de la Historia. En este sentido, Francisco ha traído un poco de normalidad. Si antes me descalificaban, ahora el Papa me ha redimido, ya que apoya todo el tema de la redes sociales. Cada uno tiene que ser fiel a su conciencia. El Evangelio no vende ninguna ideología ni controla las conciencias ni da recetas morales. Es una buena noticia que nos tiene que ayudar a ser personas mejores y trabajar por la justicia. Cristo no vino a inaugurar ninguna religión, sino a instaurar un nuevo orden. Así que la religión no puede ser una nueva ideología ni un organismo de poder para controlar a la gente, como algunos pretenden. Y esto nos pasa factura. La Iglesia tiene que aprender a vivir en pobreza y a la intemperie, durante muchos años hemos vivido junto a mucha porquería.

-¿Se refiere a los casos de pederastia en la Iglesia?

En la ONU el Vaticano ha reconocido públicamente estos abusos y se ha pedido que las diócesis tomen medidas. No es que sólo ocurran dentro de la Iglesia, pero es mucho más grave que se dé en personas que están comprometidas con el Evangelio. Ante esto yo digo: tolerancia cero. Que reciban atención psicológica, psiquiátrica… Pero que sean expulsados del ministerio que ejercen.

-El nuevo cardenal Fernando Sebastián comparó la homosexualidad con una deficiencia tratable.

No lo comparto. El Papa ha sido clarísimo y está siendo clarísimo con todas sus actitudes. Afirma que no es nadie para juzgar, y si no es nadie para juzgar, no puede considerarse una enfermedad. Todos tenemos errores, pero la orientación sexual no es un pecado ni una desorientación de la naturaleza. Tenemos que acoger. Me sorprenden las palabras de Sebastián. Dentro de la Conferencia Episcopal abrió camino en un momento muy complicado y tuvo un papel determinante. Su labor fue muy buena. Eso no quiere decir que esté de acuerdo al cien por cien con todo lo que diga. Creo que la emoción por el nombramiento le ha podido hacer abrir demasiado la boca. Es una persona mayor, que recibirá el capelo como reconocimiento a su trayectoria, pero que no tendrá voz decisiva en la Iglesia.

Con Teresa Forcades

-¿Qué opina del matrimonio entre personas del mismo sexo?

Yo siempre me pregunto qué haría Jesús, y Él siempre bendecía. Nunca maldecía. El matrimonio y el amor siempre son bendecidos. Que institucionalmente se nieguen a elevarlo a la categoría de sacramento es otra cosa. Pasarán muchos años para eso. Yo no me siento capaz de condenar a nadie. Estamos llamados a bendecir cualquier tipo de amor. El que no bendice, maldice. Y eso es pecado.

-¿Cree oportuna una reforma de la ley del aborto?

Yo estoy a favor de la vida siempre. El aborto siempre es un fracaso y la mujer que llega a esta situación siempre lo experimenta así. Pero yo nunca condenaré a una mujer o a una pareja que lo decida. Estar embarazada es una cuestión de dos. Habrá casos en que lo decida la mujer sola y otros muchos en que sea la pareja. Tenemos que ser respetuosos y que la mujer no sea la única que cargue con toda la responsabilidad. Habrá que buscar facilidades para las personas que quieran tener un hijo. Pero quienes tomen libremente la decisión tienen que ser las personas. La Iglesia no puede meterse ahí. Ni siquiera Dios, que por algo nos hizo libres. La Iglesia no tiene nunca que imponer su ética de máximos a la sociedad. Tiene que haber una ética de mínimos común a todos los ciudadanos. La Iglesia podrá marcar pautas a quienes libremente han asumido abrazar la fe dentro de esta comunidad, pero no tiene derecho a presionar ni a obligar a nadie a que se tomen medidas en función de unos valores religiosos. Hay que separar la religión de la política, acompañar a la gente, formar las conciencias y volver al Evangelio, donde hay muy pocas cosas mandadas y prohibidas.

Saris Rosas,

mujeres indias se ponen de pie

LA BANDA DE LAS GULABI

Publicado en : Tlaxcala, la red internacional de traductores por la diversidad lingüística, el 1.1.2013

Sanjit Das संजीत दास

Gulabi Gang

Bundelkhand es una de las zonas más empobrecidas de Uttar Pradesh, una superpoblada región norteña del que ya es, de por sí, uno de los países más poblados del mundo, India. Los habitantes de Bundelkhand luchan diariamente por sobrevivir enfrentándose a las dificultades que suponen vivir en un terreno poco fértil, estar regidos por un sistema judicial corrupto y sujetos a una anti-cuada, opresiva jerarquía de castas. Divertidísimo, vamos. Puede que no sea una sorpresa para nadie, pero no obstante hay que decirlo alto y claro: India no es lo que se dice un ejemplo en lo que se refiere a la igualdad de derechos para las mujeres. La violencia en el seno del hogar y la consideración de la mujer como ciudadano de segunda clase es aquí moneda de uso común.

Es en medio de esta tensa, difícil situación que un grupo de vigilantes conocido como las Gulabi(palabra cuya traducción sería “color rosa”) lucha, a menudo literalmente, por la igualdad. Integran la banda cerca de 10.000 mujeres, todas vestidas con un sari de color rosa como uniforme. Se especializan en el uso del lathi, una vara de combate tradicional en India. ¿Que suena demasiado bien para ser cierto? Así lo pensábamos hasta que fuimos allí y las conocimos en persona. Estas mujeres asombrosas existen, y podrían rompernos las rodillas con un sólo movimiento de sus bastones.

entrenándose

Fundado hace dos años, el grupo ya se enfrenta a numerosos cargos por asociación ilegal, disturbios, ataque a un agente del Gobierno y obstrucción a la justicia. Sin embargo, Sampat Pal Devi, la líder de las Gulabi, es una mujer animosa de 47 años que no se deja arredrar por las acusaciones contra ella y su ejército. Sin apenas bienes ni educación, Sampat Devi, madre de cinco hijos, se ha convertido en una figura mesiánica en la región.

“La palabra ‘banda’ no tiene porqué definir a un grupo de criminales”, nos explica. “También se puede aplicar a un equipo, un conjunto de personas, y nosotras somos una banda que lucha por la justicia. En mítines y manifestaciones nuestras miembros solían perderse de vista unas a otras entre la multitud, así que decidimos vestir de un solo color fácil de identificar. Puesto que no queríamos que se nos asociara con otros colores que ya están asociados con grupos políticos y religiosos, escogimos el rosa, el color de la vida. Es un buen color. Hace que la administración nos mire con cautela”.

La sombra del sistema de castas se proyecta sobre India como una nube oscura. La mayoría de las mujeres que componen el grupo no son sólo de extracción social baja, sino pertenecientes a una casta que se considera inferior, la de los intocables (“dalit”). Hace unos meses, una mujer dalit fue violada en Uttar Pradesh por un hombre de una casta superior, y la policía ni siquiera registró el caso. Bien al contrario, arrestaron y encarcelaron a quienes se atrevieron a protestar. Las Gulabi, con Sampat Devi al frente, irrumpieron en la comisaría para reclamar la puesta en libertad de los arrestados y un proceso contra el violador, y atacaron físicamente a un policía que se negó a cumplir sus demandas. Actualmente se está llevando a cabo una investigación sobre el incidente.

Gulabi Gang

En junio del año pasado, las Gulabis consiguieron su mayor triunfo hasta la fecha. Tras saber que un establecimiento benéfico del gobierno en Attara estaba cometiendo irregularidades en el reparto de grano y comida, Sampat Devi y las suyas, tras vigilar en secreto al encargado, interceptaron dos camiones cargados de grano destinado a las familias pobres que se dirigían a vender los sacos en el mercado. La banda utilizó esta prueba como herramienta de presión a la administración local para que decomisaran la carga y entregaran a la policía al encargado de la tienda. El caso, de nuevo, no fue tomado en consideración, y las Gulabi, furiosas, agredieron a un agente, dejándolo lesionado. Aunque no se ha hecho ninguna acusación formal contra ellas, el episodio contribuyó enormemente a aumentar la credibilidad del grupo en la región.

Algunos miembros de la comunidad local comparan a Sampat Devi con Laxmibai, la legendaria Reina de Jhansi, y le muestran su gratitud apoyando al grupo. Babloo Mishra les permite usar su local como oficina. “Lo mejor es que estas mujeres harán suya cualquier causa, aunque no tenga que ver con una de sus miembros, siempre que esa causa sea justa”, dice. Aunque las personas como Mishra brindan su ayuda, el grupo necesita una fuente de financiación real si desean ver cumplido su objetivo de crear una modesta industria que dé empleo a los lugareños. Sampat Devi sueña con poner en marcha una pequeña fábrica que las mujeres de la región dirigirían, pero la escasez de fondos supone un gran obstáculo.

Es mucho lo que hay que hacer en esta parte del mundo, y son personas como Sampat Devi las que lo están haciendo. Aunque los procesos contra el grupo tienen su raíz en aquellas ocasiones en que sus demostraciones de fuerza han derivado en un acto ilegal, para Sampat Devi y las suyas no se trata de romper las reglas, sino de levantarse y luchar por sus derechos.

Este es el trailer del documental que pronto se estrenará en India, el día 21 de febrero.

Sampat Pal Devi, 47 años

Sampat Pal Devi, 47 años

Sampat Pal Devi, 47 años

Soy la comandante de las Gulabi. Fundé esta asociación en 1990, pero no empecé a llamarla Banda de las Gulabi hasta hace dos años. Nuestras metas son dar poder y motivación a las mujeres, promover la educación infantil, en especial a las niñas, y detener la corrupción y la violencia en el hogar. Visito numerosos pueblos cada día y me reúno con miembros de la asociación. Hacemos reuniones en las que decidimos el plan de acción si llegan a nuestros oidos noticias acerca de algo a lo que nos debemos oponer. Primero acudimos a la policía para pedir que actúen, pero debido a que la administración de nuestro país está en contra de la gente pobre, a menudo tenemos que hacer las cosas por nuestra cuenta. Si se trata de un marido que golpea a su esposa, hablamos con él. Si no se aviene a razones, le golpeamos con nuestros lathis y le decimos a su esposa que se una a nuestra asociación. Nuestras misiones tienen éxito un ciento por ciento de veces. Solucionando problemas domésticos, nunca hemos fracasado. No siempre nos podemos tomar la ley por nuestras manos, y por tanto tenemos que tratar con la administración. Esto es lo más complicado, ya que nuestros legisladores están todos corruptos. Hemos apaleado a algunos oficiales corruptos, pero en última instancia estamos indefensas. Los matones a sueldo de policías y políticos corruptos me amenazan constantemente. Una vez vinieron unos cuantos y amenazaron con acribillarme, pero las mujeres acudieron en mi ayuda. Les ahuyentaron tirándoles ladrillos, y desde entonces no han vuelto a venir. Aunque casi siempre viajo sola, no le tengo miedo a nadie. Mis mujeres están conmigo, y ellas me dan fuerzas. Mi familia no siempre aprobó que diera un paso adelante e hiciera lo que hago, pero una vez me afirmé en mi postura y hablé en profundidad con mi marido, se puso de mi parte, y desde entonces no ha dejado de apoyarme. Hacer esto no es fácil. No tengo dinero. Me desplazo a todas partes en una bicicleta vieja. Algunos de nuestros simpatizantes contribuyen con pequeñas donaciones. Deseo que este movimiento siga adelante, y me gustaría tener el apoyo de organismos internacionales y locales. Me muevo a una escala muy modesta, pero me gustaría crear las bases de una pequeña industria para los lugareños pobres. Tenemos hombres y mujeres jóvenes y con talento que pueden fabricar abonos naturales, velas, encurtidos y medicinas ayurvédicas. Con eso podrían ganarse la vida con dignidad. De conseguir fondos, crearía también un taller de costura para que las mujeres pudieran ayudar a sus familias. El futuro para las Gulabi es brillante. Es un movimiento para el pueblo que crecerá y crecerá aunque no obtengamos el apoyo de la administración local.

Banhari Devi, 42 años

Banhari Devi, 42 años

Banhari Devi, 42 años

Estoy desempleada. No tengo dinero, y dependo de que mi hijo traiga algo a casa cada tarde para que podamos tener una comida al día. Sampat Devi vino en mi ayuda. Es como un mesías, siempre velando por los pobres. Luchó por mí y me consiguió la tarjeta roja, que me acredita como acreedora a ayuda benéfica. Mi familia está por debajo del umbral de la pobreza, y la tarjeta me permite conseguir arroz y harina a bajo precio en el centro público de distribución. Me uní al grupo hace seis meses y me he sentido desde entonces más fuerte y segura de mí misma. En ocasiones las Gulabi hemos ido a llevar a cabo una misión y las autoridades nos han amenazado, pero formar parte de un grupo nos da la confianza necesaria para luchar contra las injusticias. Sampat Devi nos explicó las motivaciones del grupo y empezamos a entrenarnos en la lucha con lathi. El concepto básico de esta forma de lucha tiene más que ver con la defensa que con el ataque. No somos personas violentas, pero podemos ser feroces si te nos enfrentas. En primer lugar utilizamos métodos pacíficos, pero si las cosas no funcionan, recurrimos a los lathi. Formar parte de un grupo ha cambiado mi vida. Mi intención es quedarme aquí hasta el día de mi muerte.

Kamat Devi, 48 años

Kamat Devi, 48 años

Kamat Devi, 48 años

Soy miembro activo del grupo desde hace dos años. He tomado parte en casi todas las campañas que el grupo ha realizado en los últimos tiempos. Aunque no tengo un rol concreto dentro del grupo, invariablemente me corresponde a mí solucionar conflictos domésticos o mediando en las dispuestas de los vecinos del pueblo. Cuando tenemos noticia de alguna desavenencia, nos reunimos con Sampat Devi y tratamos de llegar a una solución amistosa. No siempre es fácil, pero la gente respeta a las Gulabi porque somos neutrales. No me gusta en absoluto usar la fuerza. Decidí aprender a luchar con el lathi como un método de defensa, no de ataque. Mis puntos de vista difieren un poco de los de mis compañeras, pero eso no entorpece mi trabajo como miembro de la banda. Las demás componentes respetan mis opiniones, y mientras la misión a mi cargo se cumpla me permiten trabajar como yo quiera. Mi marido posee un pequeño terreno y yo le ayudo en el campo. La tierra no produce lo suficiente y a veces él tiene que buscar trabajo como jornalero en la ciudad. No siempre lo consigue. Me las arreglé para conseguir la tarjeta roja y ahora, al menos, tengo derecho a un subsidio de arroz y harina. A menudo me pregunto qué habría sido de nosotros si no fuese miembro de las Gulabi.

Bhagwati Devi, 45 años

Bhagwati Devi, 45 años

Bhagwati Devi, 45 años

Lo que Sampat Devi estaba haciendo por nosotros me sirvió de inspiración. Visitaba nuestra aldea con regularidad y se interesaba por nuestro bienestar. Me uní a la banda para apoyarla en su causa de mejorar nuestras vidas. En el grupo no hay jerarquías. Todas nos tratamos como iguales, trabajando para alcanzar nuestra meta de cortar de raíz la corrupción en la sociedad y conseguir que a las mujeres se nos trate con justicia. Si oimos que se ha cometido algún acto atroz contra una mujer, nos reunimos a deliberar acerca de la línea de acción más adecuada y después actuamos en consecuencia. En ciertos casos intentamos primero dar con una solución pacífica, pero si eso no funciona usamos la fuerza. La gente encuentra humillante que les azotemos.

Mi marido me abandonó para tener una vida feliz con otra mujer, pero no me importa. Yo tengo mi propia vida y soy feliz con ella. El concepto de banda es nuevo en esta región. De hecho, las Gulabi somos el único existente. La gente debe entender que una banda no tiene por qué estar definido por los elementos antisociales que marcan a otros grupos, por llamarlos de algún modo. Lo nuestro es un equipo—un equipo de mujeres de rosa. Crecemos día a día, y los esfuerzos de Sampat Devi están generando aquí una ola de cambios. Las mujeres llegan desde sitios lejanos, cargadas de problemas, con la intención de unirse a las Gulabi.

Chandania Devi, 55 años

Chandania

Chandania

Soy mayor y no siempre puedo tomar parte en las misiones. Me ocupo principalmente de concienciar a la gente de mi aldea sobre los derechos de la mujer, sobre la educación infantil para las niñas y sobre las ayudas a las familias.

La nuestra es una aldea de intocables, de manera que la gente de una casta superior no viene aquí. Está claro que nadie le importa el sistema educativo. Todo lo que teníamos era una escuela primaria en estado ruinoso, y sin maestro. Conseguimos uno a raíz de una iniciativa de Sampat Devi, y al menos ahora los niños pueden asistir a clase.

Durante el día voy de casa en casa hablando de la necesidad de que las niñas tengan una educación. Puesto que soy una mujer mayor y, además, miembro de las Gulabi, la gente escucha lo que tengo que decirles. Mi familia se enorgullece de mí. Mis nietos me acompañan a veces, y me siento orgullosa de que sean testigos del cambio que estoy intentando promover en mi aldea.

Bijrania, 50 años

Bijrania

Bijrania

Me uní al grupo porque las mujeres a las que conocía lo hacían. Es decir, que influyó en mi decisión el instinto gregario. No obstante, en apenas unas semanas me había dado cuenta de una diferencia: no era tan sólo una miembro más, tomaba parte activa en las manifestaciones que lideraba Sampat Levi. Fui una de las participantes en la misión que supuso el mayor triunfo de las Gulabi hasta ahora: interceptamos dos camiones de alimentos cuyo destino eran las familias por debajo del umbral de la pobreza cuando estaban de camino a vender la mercancía. La policía y la administración local trataron de intimidarnos, pero permanecimos firmes como una roca. Somos un equipo, ésa es nuestra fuerza. Al principio estaba asustada, pero ya no. Vivo con mi familia en un chamizo. Mi marido y mi hijo, ambos obreros, ganan muy poco dinero. Hay días en que no consiguen trabajo y tenemos que irnos a dormir con el estómago vacío. Si las Gulabi consiguen ayuda de la administración o de alguna organización, podremos crear un centro de producción y yo contribuiré a los ingresos de mi familia.

Punia Devi, 38 años

Punia

Punia

Soy una dalit, perteneciente a la casta de los intocables, y en esta vida eso ha sido para mí una maldición. Espero no serlo en mi próxima reencarnación. Me dedico a faenar el campo, pero sólo cuando me dan trabajo. La casta superior nos explota y paga lo que les da la gana. Lo consideraba mi destino hasta que llegó Sampat Devi y nos informó de nuestros derechos.

Me uní a las Gulabi al instante y me prometí que hablaría al resto de la comunidad de sus derechos. Ser una dalit es una maldición, pero aún es más duro si eres mujer.

En lo que se refiere a ser explotadas, las mujeres siempre estamos en el lado de los que sufren. Se nos desposa a temprana edad y se nos dice que estar con un hombre al que nunca antes habíamos visto es nuestro destino. Los maridos nos explotan contínuamente y hacen de nosotras sus esclavas.

Las cosas han de cambiar, y las Gulabi han hecho mucho para que esto suceda. Visitamos a las familias del lugar y orientamos a los padres sobre la educación de sus hijas. Uno de los factores que más me atraen de estar con las Gulabi es que puedo contribuir con mi esfuerzo a poner fin a la explotación. Después de unirme pasé mucho tiempo acompañando a Sampat Devi en sus visitas a las aldeas para concienciar a los lugareños sobre la educación. Las intervenciones a pie de calle son para nosotras una forma habitual de hacer llegar el mensaje a un mayor número de gente.

Promover la educación es un servicio gratuito. Para hacerlo bien, necesitamos que se nos brinden apoyos. Yo no tengo medio de transporte, ni siquiera me puedo pagar un billete de autobús, así que siempre termino por ir andando. Los días que dedico a las Gulabi no gano dinero, dependiendo entonces del salario de mi marido, si es que ha conseguido trabajo.

Savitri Devi, 23 años

Savitri Devi, 23 años

Savitri Devi, 23 años

Conocí a Sampat Devi cuando vino a nuestra aldea, hace casi un año. Había oido hablar del grupo a otras aldeanas. Estábamos orgullosas de lo que estaba haciendo por la comunidad. Llegó a la aldea y le habló al público reunido sobre los derechos de la gente pobre. Yo estaba asombrada de ver a una mujer hablar con tal convicción. Todos la escuchaban. Se podía oír el sonido de un alfiler al caer al suelo. Supe al instante que quería ser parte de la banda. Me había casado poco antes, y a mi familia le pareció una idea ridícula. Estaban totalmente en contra de que saliera de casa. Mi marido no me apoyó nada, pero yo estaba segura de querer unirme. Y lo hice. Tuve que perseverar durante varios meses, pero al final mi marido accedió. Tomo parte activa en todas las manifestaciones, charlas callejeras y campañas que organizan las Gulabi. La convicción que muestra Sampat Devi luchando por nosotras es para mí una inspiración. Debe pasar por dificultades increíbles para reclamar nuestros derechos. Aspiro a ser como ella y tener el valor de alzarme y defenderlos. La acompaño en sus visitas a mi aldea y las de los alrededores, y les hablo a las ancianas de sus derechos. Estoy muy interesada en la construcción de la fábrica para la que estamos recaudando fondos. También tenemos el proyecto de un centro de rehabilitación para alcohólicos. Tengo una educación y puedo ayudar a conseguirlo. Soy de origen dalit, no tengo mucho dinero. Trabajo en el campo, y con lo que ahorro compro billetes de autobús para ir a las aldeas vecinas a concienciar a la gente. Visto siempre mi sari rosa y llevo conmigo mi lathi.

Aarti Devi, 22 años

Aarti Devi, 22 años

Aarti Devi, 22 años

Mi padre, Chnadra Bhan, es un hombre culto. A pesar de ser un dalit, tiene dos másters universitarios. Siempre ha luchado por sus derechos y por la dignidad de los aldeanos. Hace alrededor de seis meses, un hombre de una casta superior violó a una mujer dalit. La policía se negó a registrar el caso. Cuando mi padre protestó, él y otras dos personas fueron encarceladas. Fui a pedirle ayuda a Sampat Devi. Ese mismo día me uní a la banda y, guiadas por ella, irrumpimos en el cuartel exigiendo la puesta en libertad de mi padre y los demás. La policía siguió negándose a actuar contra el violador. Le dejamos a un agente el cuerpo morado con nuestros lathis. No aguanto las injusticias. Mi padre es una figura inspiradora para mí, se sintió muy orgulloso cuando me vio manifestarme vestida con un sari rosa, gritando eslóganes hombro con hombro con las demás Gulabi. Sampat Devi me ha entrenado en el uso del lathi. Insistió en que debíamos aprender a defendernos antes que a atacar a nadie. Los matones del gobierno y la administración me han amenazado muchas veces, en una ocasión a punta de pistola, pero no me dan ningún miedo.

¡ABORTO ES SAGRADO!

FEMEN ESPAÑA

de la red

3 de febrero 2014

“La próxima acción de Femen podría ser contra cualquier miembro del Partido Popular. Contra Gallardón directamente es complicado por motivos de seguridad, pero nunca se sabe”, explica a EL MUNDO Lara Alcázar, portavoz del grupo feminista en España tras el asalto ayer por la noche al cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, cuando se disponía a entrar en la parroquia de los Santos Justo y Pastor, en la calle de la Palma de Madrid.

Las cinco activistas que increparon con el torso desnudo al arzobispo al grito de “aborto es sagrado” y “Toño fuera de mi coño” advierten de que “hasta que el Gobierno no recule en la reforma de la ley del aborto, las Femen seguirán actuando”. Hace dos días el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, impulsor de la reforma, dio su “palabra”, en la convención nacional del PP, de que “ningún insulto o grito le hará abdicar de su compromiso de cumplir el programa electoral y regular y garantizar los derechos de la mujeres, pero también de los concebidos y no nacidos”.

El asalto de las activistas cogió por sorpresa al cardenal. “Estaba atónito. Cuando vio las bragas manchadas de rojo no supo cómo reaccionar”, cuenta la portavoz, “en seguida las personas que le acompañaban le rodearon, pero nosotras le teníamos perfectamente situado para lanzar nuestro mensaje”.

La protesta estaba preparada y quedó inmortalizada por varios fotógrafos que habían acudido al lugar poco antes del asalto. “No podemos decir cómo ni con cuanto tiempo preparamos nuestras acciones, pero sí avisamos a la prensa porque, a parte de darnos visibilidad, es un medio de protección contra posibles agresiones”, explica.

Las Femen se han mostrado satisfechas con su reivindicación de ayer, aunque no descartan que se tomen diligencias contra ellas en las próximas horas. “Estamos contentas, conseguimos coronar a Rouco con las bragas”, afirman.

La acción del domingo es la cuarta que ha llevado a cabo el grupo dentro de su campaña “Aborto es sagrado” y la sexta desde que se fundó Femen España. Con cada protesta se sienten con más experiencia y reclutan a más chicas. Según la líder española, el grupo cuenta con un total de 22 integrantes, “15 de ellas preparadas para la acción, el resto se están entrenando”.

NUESTRO DIOS ES UNA MUJER


FEMEN, Colonia, Alemania 25 de diciembre 2013

Tantas veces han irrumpido en nuestra vida, tantas se nos han metido en nuestros hogares, han parasitado el inconsciente con el pecado, la crucifixión y el sufrimiento, han violentado nuestra infancia… ¿Por qué deberíamos horrorizarnos ante esta toma de la iglesia por FEMEN? Como dijo el cardenal de Colonia, “es algo natural”. Las jóvenes de FEMEN se manifiestan pacíficamente reclamando el espacio de lo femenino desde la alta antigüedad. ¿Qué mejor sitio que el púlpito sagrado para hacerse escuchar? Ya sabemos lo que opinaba el Cristo de los mercaderes que ocupan los templos… También los sufíes y tantos iniciados, dicen: “Yo soy Dios”

“Yo soy dios”. Con este lema pintado sobre su cuerpo, una activista de FEMEN se ha colado en la catedral de Colonia (Alemania), interrumpiendo la misa de Navidad. En las imágenes se puede ver cómo la joven corre hacia el altar y se sube a él ante la sorpresa de los presentes y la falta de aliento de uno de los prelados, que trató, sin éxito, de evitar que lo hiciera. VER EL VIDEO y LEER MÁS…

FEMEN explica en un comunicado adjunto al vídeo que han subido a su canal de YouTube que piden al Vaticano que “deje de producir sus quimeras medievales” y critican el “deseo maniático de controlar la fertilidad de la mujer”. Por todo ello, comparan a la religión católica con el “nacional socialismo” y tildan este credo como una “ideología antediluviana y anti humanista”.

Es la segunda protesta esta semana de FEMEN, que en Madrid ya realizó otra acción ante una iglesia en la que representaban el “aborto del embrión de Cristo” y criticaban la reforma de la ley del aborto del Gobierno de Rajoy.

Dr. Padilla, Comunicaciones TIAN 25.12.2013

Integrantes del grupo Femen irrumpen en la catedral de Colonia (Alemania) en la Misa de Navidad, con su top-less, y al grito de “I am God” (Yo soy Dios)“Our God is a Woman” (Nuestro Dios es una mujer)… para protestar por la ley del aborto y la consiguiente posición de la Iglesia. “Dejen de producir sus quimeras medievales” y critican el “deseo maniático de controlar la fertilidad de la mujer”.

¡No le viene mal a la Iglesia estos escándalos para contemplar ‘otras realidades’! No les viene mal que de repente se encuentren con unas señoras enseñando las tetas pidiendo que las mujeres sean también sacerdotes, pidiendo una Ley del Aborto, etc. Antes enviaban al martirio, a la persecución y a la hoguera desde los púlpitos…  Estas cosas se solucionaban quemándolas por brujas en la hoguera, y no hacía que enseñaran nada, bastaba una acusación dejada anónimamente en el cepillo de una Iglesia, y ya era suficiente. Todo esto, que es historia, no se debe olvidar. El que ahora los pongan buena ‘carita’, pues… ¡se agradece!, indudablemente, y apreciamos las ganas de querer cambiar, pero todavía no hemos visto ese cambio. Y como no se ha visto, llegan las mujeres al Altar Mayor de la catedral y se atreven a medio desnudarse y crear todo un escándalo. ¡En la catedral de Colonia!… ¡Si esto hubiera pasado en España!… ¡bueno, bueno…! Pero Colonia es Colonia, y como saben ustedes, Alemania es capaz de hacer ver eso como “una expresión natural”.

SEXISMO EN LA RED -sic.-

Captura de pantalla 2013-10-23 a la(s) 19.56.28

¿Alguna vez ha tratado de escribir “las mujeres deberían…”, “las mujeres no deberían…” o “las mujeres no pueden…” en Google ? Las sugerencias de autocompletado que recibe pueden sorprender y horrorizar, como una nueva serie de anuncios de ONU Mujeres tiene muy claro.

Google Autocompletar es una característica que sugiere que el término de búsqueda podría ser, en función de sus búsquedas más frecuentes y el contenido de las páginas web. Es, en muchos sentidos, un reflejo neutro de la sociedad. Estos anuncios muestran resultados de primera línea genuinos, tales como “las mujeres no deben tener derechos, y las mujeres no deben votar, las mujeres no deben trabajar.”

El algoritmo de autocompletado está siendo constantemente ajustado, el anuncio se especifica que las búsquedas se realizaron el 9 de septiembre de 2013. Así que cuando tratamos de replicar los resultados, tenemos un poco diferente – pero hay mejores – los resultados, como “las mujeres no deben ir a la universidad”, “las mujeres tenemos que callar” y “las mujeres no deben hablar en la iglesia”.

Para cualquier persona que cree que el Internet era un lugar más iluminado que el mundo en general, o que el sexismo es un problema menor en el siglo 21, los anuncios son bastante la llamada de despertador. En cada uno de los cuatro carteles, los resultados de autocompletado se colocan sobre la boca de una mujer, como para hacerla callar.

A continuación, la organización ofrece lo que, en un mundo ideal, debería ser el resultado de autocompletar – por ejemplo, “las mujeres tienen que ser vistos como iguales.” ONU MUJERES es una entidad trienal edad encaminadas a lograr la igualdad de género en todo el mundo, sino que se funde el trabajo de los cuatro grupos anteriores de las Naciones Unidas.

sexismo en la red

sexismo en la red

Y en caso de que se esté preguntando, los resultados de autocompletado para “los hombres deben” y “los hombres no pueden” son bastante prescriptiva – “los hombres deben orar” – pero no tan estereotipos. A excepción de “los hombres no pueden ser feministas” – que, esperamos, es tan malo como los resultados anteriores.

Los lectores de todo el mundo: ¿Le da resultados diferentes autocompletar en su país? Háganos saber en los comentarios.

ARTISTAS PRIMITIVAS

¿La mayoría de los artistas primitivos fueron mujeres?

Fuente: National Geographic, Virginia Hughes, 8 de octubre de 2013

Las mujeres hicieron la mayoría de las pinturas rupestres más antiguas, según sugiere un nuevo análisis sobre huellas de manos. La mayoría de los investigadores han asumido que los antiguos artistas fueron predominantemente hombres, por lo que los resultados de la investigación derrumban décadas de un dogma arqueológico.

DeanR.Snow

DeanR.Snow

El arqueólogo Dean R. Snow , de la Universidad Estatal de Pennsylvania, analizó las plantillas de manos manos encontradas en ocho cuevas situadas en Francia y España. Mediante la comparación de las longitudes relativas de ciertos dedos, Snow determinó que tres cuartas partes de las huellas de manos eran del sexo femenino.

“Ha habido un sesgo masculino en la literatura sobre prehistória desde hace mucho tiempo”, dijo Snow, cuya investigación fue apoyada por el Comité de la National Geographic Society para la investigación y exploración. “La gente ha hecho un montón de suposiciones injustificadas sobre quiénes hicieron estas cosas, y por qué”.

Los arqueólogos han descubierto cientos de plantillas de manos en las paredes de las cuevas a través de todo el mundo. Debido a que muchas de estas primeras pinturas también muestran animales de caza -bisontes, renos, caballos, mamuts lanudos, etc.- muchos investigadores han propuesto que fueron hechas por hombres cazadores, tal vez para describir a sus presas o como una especie de “magia de caza” tendente a aumentar el éxito de una próxima cacería. El nuevo estudio sugiere lo contrario.

“En la mayoría de las sociedades de cazadores-recolectores, son los hombres quienes hacen la matanza. Pero a menudo son las mujeres quienes transportan la carne de vuelta al campamento, y ellas están tan preocupadas con la productividad de la caza como los hombres lo están”, dijo Snow. “No eran sólo un grupo de varones por ahí persiguiendo bisontes a su alrededor”. Los expertos expresaron una amplia gama de opiniones sobre cómo interpreta Snow los nuevos datos, lo que demuestra los muchos misterios que todavía rodean a estas primeras manifestaciones artísticas.

Foto: ¿Fueron estas pinturas de manos, descubiertas en la Cueva de las Manos, en Santa Cruz, Argentina, fruto de las mujeres?

Foto: ¿Fueron estas pinturas de manos, descubiertas en la Cueva de las Manos, en Santa Cruz, Argentina, fruto de las mujeres?

Paul Pettitt

Paul Pettitt

“Las huellas de manos son una categoría verdaderamente irónica del arte rupestre, ya que parecen ser una conexión clara y evidente entre nosotros y la gente del Paleolítico”, dijo el arqueólogo Paul Pettitt, de la Universidad de Durham, en Inglaterra. “Creemos que las entendemos, pero cuanto más indagas sobre ellas te das cuenta de lo superficial que es nuestro entendimiento al respecto”.

Diferencias de sexo

El estudio de Snow comenzó hace más de una década, cuando se encontró con la obra de John Manning, un biólogo británico que había encontrado que los hombres y las mujeres difieren en la longitud relativa de los dedos: las mujeres tienden a tener los dedos anular e índice aproximadamente de la misma longitud, mientras que en los hombres el dedo anular tiende a ser más largo que el dedo índice. Un día, después de leer acerca de los estudios de Manning, Snow sacó de su estantería un viejo libro de 40 años de antigüedad sobre pinturas rupestres. El reverso de la portada del libro muestra una plantilla de mano colorida de la famosa cueva de Pech Merle, en el sur de Francia. “Miré esa imagen y pensé, hombre, si Manning sabe de lo que está hablando, entonces esto es casi seguro una mano femenina”, recuerda Snow.

Pech Merle, caballos-mural

Pech Merle, caballos-mural

Las plantillas y huellas de manos han sido encontradas en cuevas de Argentina, África, Borneo y Australia, pero los ejemplos más famosos tienen de 12.000 a 40.000 años de antigüedad y están en el sur de Francia y norte de España. Para el nuevo estudio, Snow examinó cientos de plantillas en cuevas de Europa, pero la mayoría eran demasiado débiles o con manchas para ser utilizadas en el análisis. El estudio incluye mediciones de 32 plantillas, incluyendo 16 de la cueva de El Castillo, en España, 6 de la cueva de Gargas, en Francia, y 5 de Pech Merle.

09062602handprintcomparisonmalefemale_big

Fotografía de Roberto Ontañón Peredo, cortesía Dean Snow

Analizando plantillas de manos que datan de hace 28.000 años en la cueva de El Castillo, España, el arqueólogo Dean Snow concluyó que muchos de los artistas habían sido mujeres. En esta imagen el largo dedo anular de la mano que está a la izquierda es un claro indicativo de que pertenece a un hombre. En cambio, la mano que está a la derecha tiene largo el dedo índice y el meñique corto, y, por tanto, es una mano muy femenina. Los hallazgos del profesor Snow sugieren que el papel de las mujeres en la cultura prehistórica pudo haber sido mayor de lo que se pensaba.

Snow manejó las mediciones a través de un algoritmo que creó sobre la base de un conjunto de manos de gente descendiente de europeos que vivían cerca de su universidad. Al usar varias mediciones -tales como la longitud de los dedos, la longitud de la mano, la relación entre dedo anular y el dedo índice, y la relación del dedo índice respecto al dedo meñique- el algoritmo podría predecir si una huella de mano dada era de hombre o mujer. Sin embargo, debido a que existe una gran cantidad de solapamiento entre huellas de hombres y mujeres, el algoritmo no fue especialmente preciso: el mismo predice el sexo de las muestras modernas de Snow sólo con cerca del 60 por ciento de exactitud. Por suerte para Snow, ello no fue un problema para el análisis de las huellas de manos prehistóricas. Al final resultó que, para su sorpresa, las manos de las cuevas tenían mucho más dimorfismo sexual que las manos modernas, lo que significaba que había un escaso solapamiento en las distintas medidas de las mismas. “Ellas (las manos) se sitúan en los extremos, e incluso más allá de los extremos”, dijo Snow. “Hace veinte mil años, los hombres eran hombres y las mujeres eran mujeres”.

Pech Merle

Pech Merle, mano que por el tamaño casi similar del dedo anular e índice correspondería a una mujer.

¿Mujeres, niños, chamanes?

El análisis de Snow determinó que 24 de las 32 manos -el 75 por ciento-, eran de mujeres.

Guthrie

Guthrie

Algunos expertos se muestran escépticos. Hace varios años, el biólogo evolucionista R. Dale Guthrie realizó un análisis similar de huellas de manos paleolíticas. Su trabajo, basado principalmente en las diferencias del ancho de la palma de la mano y el pulgar, encontró que la gran mayoría de las huellas de manos provenía de adolescentes varones. Para los adultos, las cuevas habrían sido peligrosas y poco interesantes, pero los muchachos las habrían explorado por afán de aventura, dice Guthrie, profesor emérito de la Universidad de Alaska, en Fairbanks. “Ellos dibujaron lo que estaba en su mente, que era principalmente dos cosas: mujeres desnudas y grandes, y aterradores mamíferos”.

Otros investigadores están más convencidos con los nuevos datos.

Dave Whitley

“Creo que el estudio es una contribución destacada”, dijo el arqueólogo Dave Whitley (derecha), de ASM Afiliados, una firma de consultoría arqueológica en Tehachapi, California. A pesar de que las huellas de manos han sido discutidas durante media década, “esta es la primera vez que alguien ha sintetizado un buen conjunto de pruebas”.

Whitley rechaza la idea de Guthrie de que este arte fuera hecho por razones puramente prácticas relacionadas con la caza. Su opinión es que la mayor parte de las manifestaciones artísticas fue realizada por chamanes, los cuales entraban en trance para intentar conectar con el mundo espiritual. “Si usted entra en una de estas cuevas solo, comienza a sufrir una privación sensorial muy, muy rápidamente, en 5 a 10 minutos”, dijo Whitley.“Ello le puede llevar a un estado de conciencia alterado”.

El nuevo estudio no descarta la teoría del chamán, añadió Whitley, ya que en algunas sociedades de cazadores-recolectores los chamanes son mujeres o transexuales.

PARA EL CUENCO DE BAUBO ES NOTICIA

Y es noticia porque nuestra querida ChaniChang en la Danza de vida 74, utiliza una música que hemos realizado con gran cariño entre Lima, Perú, y Cuenca, España. Nos referimos a “Nanas para todas las edades” de la “Banda del Baubo”, que presentamos en junio de 2013 en el Congreso de México, Cancún, Revelando en Femenino. Chani danza junto a Evely, de Estonia, usando como inspiración la palabra TERNURA. Los temas danzados son: “Latente” y “Ñana”. Les dejamos algunas imágenes, pero pueden ver la danza completa en el siguiente enlace, entrando a programas anteriores, DANZAS DE VIDA, y registrándose.

http://www.tiantv.es/programas-ant/danzas-de-vida

Marta Chang presentando Danzas de Vida: Danzar una palabra

Chani Chang presentando Danzas de Vida: Danzar una palabra

Danzas de vida

Danzas de vida

Danzas de Vida

Danzas de Vida

Danzas de VIda

Danzas de VIda

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Massachusetts, una solución simple

Compartimos este artículo de XX Factor, con la intención de aportar soluciones sencillas a temas que parecen imposibles de resolver.

Captura de pantalla 2013-07-17 a la(s) 14.42.47

En teoría, el homicidio doméstico debe ser fácil de prevenir, ya que los hombres que matan a sus esposas o novias (el 85 por ciento de las víctimas son mujeres) en general, dan un montón de advertencia por golpes, acoso, e incluso violar a sus víctimas, por lo general durante años antes de  finalmente matarlas. En realidad, es sorprendentemente difícil detener a alguien que realmente quiere matarte, sobre todo si se tiene fácil acceso a un arma de fuego. Las órdenes de alejamiento no crean un campo de fuerza mágica alrededor de la víctima. Los refugios ayudan, pero carecen de fondos suficientes y dependen de que la víctima renuncie a derechos sustanciales como mantener un puesto de trabajo (lo que le da al agresor la facilidad de encontrarla), tener una vida social, o incluso hablar con miembros de la familia.

Rachel Louise Snyder, escribió para el New Yorker los detalles de una solución que se está llevando a cabo en Massachusetts. Trabajadores sociales especializados en violencia doméstica desarrollaron un equipo de evaluación de alto riesgo que, utilizando métodos estadísticos y empleando el sistema judicial de manera creativa, les ha permitido descubrir una manera de dirigirse a los hombres más propensos a matar, y tener especial cuidado para hacer que sea mucho más difícil que lo hagan.

Kelly Dunne comenzó el Equipo de Alto Riesgo de Violencia Doméstica en 2005, y desde entonces, ni un solo caso que ha tomado ha terminado en asesinato, y los hombres que han sido condenados a penas de localización por GPS, no han cometido más actos de violencia. Además, el equipo ha hecho maravillas para ayudar a que las víctimas vuelvan a la vida normal:
Dunne también toma nota de que, de los casos de alto riesgo de ciento seis documentados en el informe más reciente del equipo, sólo ocho mujeres se vieron obligadas a buscar refugio en albergues. Se estima que, antes de la formación del equipo de alto riesgo, el noventa por ciento de los casos habrían dado lugar a que la mujer entrara en los refugios.

¿Cómo lo hacen? Se toman los detalles de cada caso reportado de abuso, viendo los factores de riesgo, como el acoso y el desempleo crónico, etc. Los hombres que tengan una calificación alta se someterán a seguimiento de mayor riesgo. A sus víctimas se les da recursos adicionales para mantenerse a salvo. Si los abusadores comienzan a actuar violentamente, pueden ser suspendidos de sus visitas infantiles, definitivamente, o ser obligados a llevar rastreadores GPS. Incluso pueden ser puestos en la cárcel o en un hospital psiquiátrico por violar su libertad condicional o de las órdenes de protección. También se recurrió a un programa de detención preventiva, que en su mayoría se utiliza para prevenir las pandillas o la violencia del narcotráfico en el pasado.

El sistema funciona en gran parte porque resulta de la lógica de una relación abusiva. El abusador actúa haciendo que la víctima se sienta como si nunca estuviera ni pudiera estar libre de él, de su violencia y su vigilancia. Si la mujer trata de irse, la violencia se intensifica. Si ella tiene un nuevo novio, se intensifica aún más. La idea es hacer que la víctima sienta que sus opciones son vivir en el terror.

Los equipos de alto riesgo desplazan la carga de ser vigilado de la víctima al agresor.

Ahora bien, si se hace una amenaza, Massachusetts tiene el poder de aumentar la vigilancia. Si se utiliza el tiempo de visita a los niños para atacar a tanto a la mujer como a sus hijos, Massachusetts restringe las visitas. Ahora él es el que tiene que tomar sus decisiones en el entendido de que alguien con poder puede restringir aún más sus movimientos y su capacidad de vivir en libertad.

Los abusadores con frecuencia victimizan durante años antes de llevar las cosas al nivel de una paliza grave o asesinato. Al restringir los movimientos en las primeras etapas, parece que el programa ayuda a que los abusadores desistan de llegar a ese punto.

Es un principio simple, y ojalá que otros estados se den cuenta: La persona que debe pagar por la relación de abuso debe ser el agresor, no la víctima. No es sólo el camino justo y moral, también parece ser el más eficaz.

Massachusetts’ Simple Solution for Preventing Domestic Homicide

by Amanda Marcotte, Posted Monday, July 15, 2013, at 10:56 AM

 In theory, domestic homicide should be easy to prevent, since men who kill their wives or girlfriends (85 percent of victims are female) generally give us lots of warning by beating, stalking, and even raping their victims, usually for years before they finally kill. In reality, it’s surprisingly hard to stop someone who really wants to murder you, especially if he has easy access to a gun. Restraining orders don’t create a magic force field around the victim. Shelters help, but they are underfunded and depend on the victim giving up substantial rights to hold a job (which gives the abuser the ability to find you), have a social life, or even speak to family members. And trying to figure out which abusers are just run-of-the-mill woman batterers and which will actually kill is surprisingly hard to do.

Rachel Louise Snyder, writing for the New Yorker, details one solution that’s being implemented in Massachusetts. Domestic violence social workers there developed a high-risk assessment team that, using statistical methods and employing the court system in creative ways, has figured out a way to target the men most likely to kill and take special care to make it that much harder for them to do so. Kelly Dunne started the Domestic Violence High Risk Team in 2005, and since then, not a single case she’s taken on has ended in murder, and the men who have been sentenced to GPS tracking have not committed any future acts of violence. In addition, the team has done wonders to help victims return to normal life:

Dunne also notes that, of the hundred and six high-risk cases documented in the team’s most recent report, only eight women were forced to seek refuge in shelters. She estimated that, before the formation of the high-risk team, ninety per cent of similar cases would have resulted in the women’s going into shelters.

How do they do it? They take the details of each reported case of abuse, looking at risk factors such as stalking and chronic unemployment, and rate each abuser on a point system for how violent and controlling he is. Men who are rated high are then subject to heightened risk monitoring, and their victims are given extra resources to stay safe. If the abusers start acting up, they can have their child visitations terminated or be made to wear GPS trackers. They may even be put in jail or in a psychiatric hospital for violating probation or restraining orders—courtesy of a preventive detention program that was mostly used to prevent gang or drug violence in the past, a program that gives the government leeway to restrain you even if your behavior otherwise falls short of the threshold to charge you with further crimes.

The system works in no small part because it turns the logic of an abusive relationship on its head. The abuser works by making the victim feel like she will never be free of him, his violence, and his surveillance. If she tries to leave, he escalates. If she gets a new boyfriend, he escalates. The idea is to make her feel like her choices are to submit or to live in terror. The high-risk teams shift the burden of being surveilled from the victim to the abuser. Now, if he makes a threat, Massachusetts has the power to escalate. If he uses visitation time to attack her or her children, Massachusetts restricts visitation. Now he’s the one who has to make his decisions with the understanding that someone with power can further restrict his movements and his ability to live freely. Abusers often victimize for years before taking things to the level of a serious beating or murder. By restricting movements in the early stages, it appears that the program helps keep abusers from getting to that point.

It’s such a simple principle and one that hopefully other states will pick up on: The person who should pay for the abusive relationship should be the perpetrator, not the victim. It’s not just the fair and moral way, but it also seems to be more effective.

TERESA FORCADES

Una visión cristiana de la vida

Si recuerdan y se remontan al año 2009-2010 cuando las autoridades sanitarias mundiales sembraban el terror a raíz de la Gripe Aviar, es probable que recuerden a esta monja que por entonces no era tan conocida como hoy. Por aquel entonces, Teresa Forcades, con esa calma serena, y lúcida claridad que la caracteriza, salió denunciando en Youtube y en diversos medios, el negocio que habían realizado las farmacéuticas con “la fiebre de la vacunación masiva”, especulando con la salud de las personas y sembrando el terror, sencillamente para obtener enormes beneficios. 

Esta monja catalana de la orden Benedictina, Doctora en Medicina, formada en Estados Unidos, Teóloga y Doctora en Salud Pública, que actualmente vive en el monasterio de clausura de Sant Benet, a las faldas de Montserrat, está dando unos puntos de vista muy sensibles, sencillos y evolucionados, sobre temas que la Iglesia ha tomado –al menos desde nuestro punto de vista– con cierta superficialidad y  esclerosado dogmatismo. 

Aires de renovación nos trae la humilde valentía de Sor Teresa, que nos hace ver la virtud que tiene el cristianismo como vía de religiosidad y de revolución Crística. 

Les compartimos este video que realizó cuando estuvo viviendo y trabajando en Venezuela en el año 2009.

ESPAÑA: RECORTES Y MÁS RECORTES

donde más duele

(VIDEO en español y en inglés)

Como todos los procesos capitalistas, productivistas y esclavistas históricos que tanto conocemos, se aprieta siempre a los que menos tienen. Se destrozan los sistemas de salud populares y por supuesto, se lesiona la educación recargando a los docentes, bajando la calidad de la formación, y haciendo desaparecer todos los beneficios sociales que los sistemas educativos brindaban a la sociedad. El arte, la música, van desapareciendo progresivamente de los planes de estudio, siendo que la sensibilidad artística es la que puede aportar elementos creativos originales, que pueden hacer de cualquier esclavo ciudadano, una fuente de liberación. Este video, si bien pretende mostrar con humor lo que estamos viviendo en los ámbitos educativos,  es una alerta, creemos que nada exagerada, para toda la población. Gracias a los docentes, madres, padres, niñas y niños que han participado en esta producción. Porque aún es posible decir “ya está bien”.

Corto sobre los recortes educativos y en defensa de la escuela pública realizado por alumnos y profesores de primaria en Valderrobres (Teruel), con la colaboración de alumnos y profesores de secundaria del IES de la localidad y dirigido por Lorenzo Latorre.

Semana Internacional del clítoris:

efeméride de conciencia social en torno al cuerpo femenino

6 al 13 de mayo

Kakenya Ntaiya hizo un trato con su padre: ella se sometería al ritual de iniciación de la circuncisión femenina si él la dejaba ir a la preparatoria. Ntaiya cuenta su valiente historia de cómo continuó sus estudios universitarios y de cómo trabajó con los ancianos de su aldea para construir una escuela para niñas en su comunidad. Es el viaje educativo de una persona que cambió el destino de 125 jóvenes mujeres.(Filmado en TEDxMidAtlantic)

mutilación-genital-femenina

El 6 de febrero fue declarado por la Organización Mundial de la Salud como el “Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina”, sin embargo, ante la persistente práctica, Clitoraid, la organización que busca regenerar en el cuerpo de las mujeres esa zona que les fue arrebatada, impulsó “la Semana Internacional del Clítoris” con el fin de crear una mayor consciencia en torno a este fenómeno que sigue afectando en nuestros tiempos. ablación de clítoris o mutilación genital femenina es una práctica realizada por razones culturales o religiosas. Y corresponde a una realidad indignante, practicada al menos en 27 países de África y Asia, entre ellos el caso de Kenia y que busca extirpar de nuestro entrepiernas el impuro peso de ser mujer. Según el registro de la ONU, cerca de 140 millones de mujeres han sido mutiladas genitalmente. la persistencia de la lamentable práctica de la mal llamada circuncisión femenina, en la que muchas mujeres son sometidas a la amputación de su clítoris, la organización Clitoraid impulsa la Semana Internacional del Clítoris, para crear conciencia en torno a este fenómeno. En la anatomía femenina el clítoris ocupa un lugar especial, señalado, especialmente como parte de las llamadas zonas erógenas, un punto de intensa sensibilidad que, en el caso del placer sexual, se considera uno de los puntos más importante del mapa erótico.

Sin embargo, quizá por esta misma razón, y por la represión que ha sufrido históricamente el género femenino, en varias culturas el clítoris es el lugar del cuerpo donde se encarna el sometimiento. Son conocidas las historias indignantes de niñas y mujeres adultas a quienes se les amputa el clítoris, en una pretendida circuncisión cuyo único propósito es demostrar poder y dominación.

Este fenómeno llevó a la organización Clitoraid, con sede en Las Vegas, a impulsar la Semana Internacional del Clítoris, que viene celebrándose desde el pasado lunes con conferencias, exhibiciones de arte y otros espectáculos, con los cuales se busca llamar la atención sobre la amputación del clítoris con la intención de que no suceda más.

El mito de la belleza y la domesticación de las niñas

Os recomendamos este post de hace casi un año, de Ibone Olza -psiquiatra infanto-juvenil y perinatal-. Ha sido el más visitado de su página y creemos que aporta junto a los más de 100 comentarios elementos liberadores para lo femenino. Debajo podéis encontrar el enlace a este artículo, así como también está el enlace a su blog en nuestra columna: COMPARTIENDO.

“La dieta es el sedante más potente de la historia de las mujeres” .  Naomi Wolf

Esta frase se me quedó grabada cuando a principios de los noventa leí el libro (imprescindible) “El mito de la belleza“, de Naomi Wolf. En el explica detalladamente como, por culpa de la presión para estar más delgadas, una legión de mujeres brillantes en vez de comerse el mundo y llegar donde les de la gana van a pasar casi toda su existencia amargadas, peleando contra sus cuerpos, haciendo dietas, operándose, sufriendo mucho o incluso muriendo demasiado pronto. Y sobre todo, esa legión de mujeres (muchas de las cuales ni siquiera llegan a estar enfermas desde el punto de vista médico) no van a tener fuerza, energía, ni ganas de competir con sus rivales masculinos, no van a alcanzar puestos de poder, ni van a poder rebelarse ante la tiranía de la belleza. Van a vivir sumisas, anuladas, o domesticadas.

Más tarde me tocó tratar durante años a cientos de chicas jóvenes con graves trastornos de la conducta alimentaria y comprobar hasta que punto lo que describía Naomi Wolf es una realidad absoluta. Ante imágenes como esta que muestra lo que significa ser unaBarbie real es obvio que el efecto de la presión por estar delgada es mucho mayor de lo que se suele pensar. // Para leerlo completo, haz clik en este enlace: LA DOMESTICACIÓN DE LAS NIÑAS

*

NOS HA IMPRESIONADO HONDAMENTE

¿Es violencia o es protesta? Indudablemente vivimos en un mundo altamente violento, lo que sucede es que las mujeres nos hemos adaptado sistemáticamente a sobrevivir inmersas en los ataques permanentes que nos hace el sistema dominante y nuestro entorno más próximo. Desde la televisión y su publicidad, el cine, la pornografía, la trata de blancas, los carteles en calles y tiendas, la prostitución, el incesto, las violaciones, la ablación, el parto en horizontal, en el llamado “potro”, ¡todo nos parece un mal inevitable! La resignación hace que esa adaptación se vuelva domesticación e indiferencia. Por eso, quizás, estas protestas de las mujeres de Femen nos pueden parecer violentas. ¡Tantas veces nos ha dicho el Dr. Padilla que “la vida es exageración”! y  seguidamente,”a veces, hay que exagerar para que nos demos cuenta -en nuestra anestesia- de qué nos está sucediendo”. Creemos que antes de decidir si estas mujeres son “violentas”… consideremos en qué grado de letargo estamos respecto a, para empezar, nuestros seres “queridos”, con los que tantas veces decidimos tener la fiesta en paz, y en segundo lugar, con respecto a la especie mujer. Tan adaptadas vivimos que, por esa aparente “aceptación complaciente”, de que “el  mundo es así”, renunciamos a expresar con amor y suavidad -que también es posible hacerlo- lo que pensamos o sentimos respecto a casi cualquier cosa. Por ello nos ha impactado la noticia sobre la “Yihad feminista”, que así le llaman, y que viene ocurriendo en forma de topless, en sitios estratégicos de grandes ciudades. Creemos que estas acciones tienen que estar en nuestras páginas. La “aceptación complaciente”, tiene la misma cualidad de aquella frase de María, “Soy la esclava del Señor….” La aceptación complaciente es hacia la fuerza del Universo que nos reclama dignidad.

 
Francia, Femen

Francia, Femen

El País, 6 de abril 2013

“¡Nuestros senos pueden más que vuestras piedras!”, gritaban, el jueves, un puñado de mujeres exhibiendo sus pechos ante algunas embajadas de Túnez en Europa y ante algunas mezquitas como la de Bras en Sao Paulo (Brasil). Con su “yihad en topless”, como lo describían algunas, replicaban a la amenaza anónima de aquellos, probablemente salafistas, que habían pirateado las webs del movimiento feminista Femen escribiendo: “Os cortaremos las mamas y las daremos a nuestros perros para que las coman”. Otros ataques informáticos, más benignos, como el que padeció la página de Facebook de la rama tunecina de Femen, consistieron en sustituir las reivindicaciones feministas por versículos del Corán e imágenes de la peregrinación a La Meca.

Sao Paulo, Brasil, el 5 de abril

Sao Paulo, Brasil, el 5 de abril

Hace ya tres semanas que estalló la guerra, por ahora sobre todo virtual pero salpicada con algún forcejeo, entre feministas occidentales, y también algunas valientes árabes, por un lado, y los islamistas radicales que cuentan en sus filas a algunas mujeres.

Fue Amina Tyler, tunecina de de 19 años, la que desencadenó las hostilidades. El 1 de marzo se exhibió fumando y desnuda, de cintura para arriba, en su página de Facebook y con la siguiente frase escrita en árabe en sobre su tórax: “Mi cuerpo me pertenece y no representa el honor de nadie”. Amina osó además dejarse entrevistar, eso sí ya con el rostro pixelado por seguridad.

Contó ante las cámaras las amenazas de muerte que había recibido, su reciente encuentro en París con las fundadoras ucranianas de Femen y el objetivo que perseguía: “protestar contra la situación de la mujer en el mundo árabe”. Sin su desnudez parcial su mensaje no habría tenido tanto eco, recalcó.

La fotografía polémica de Amina Tyler.

Más que eco provocó la ira de los islamistas radicales como el “ulema tuneciono Adel Almi” que propugnó, para empezar, que Amina fuese “azotada cien veces”. Después, “debido a la gravedad de su pecado, merece ser lapidada hasta la muerte”. El ulema expuso sus tesis en Ettounsiya TV, pero rehusó sentarse donde lo hizo Amina porque la butaca era “impura”. Mujeres con un merohiyab (pañuelo) o con niqab, es decir el velo negro que cubre el cabello y el rostro, colgaron también sus fotos en la red social junto con un letrero en el que se podía leer: “Mi cuerpo es propiedad de Alá”.

Aunque el partido islamista moderado Ennahda ganó las elecciones en 2011, Túnez es, de todos los países que han pasado por la llamada “primavera árabe”, aquel en el que los laicos tienen más peso. Pero apenas se solidarizaron, en un primer momento, con una joven de la que decían que había “ido demasiado lejos” con su provocación o que “no era esa la mejor manera de defender sus ideas”.

Amina desapareció a mediados de marzo. La introdujeron probablemente a la fuerza en un coche en el centro de Túnez y la trasladaron a una remota aldea. Su tía reivindicó después, en un vídeo, el secuestro de la sobrina por la familia. La retendrán, dijo, hasta que deje de estar loca. Las secciones de Femen en Kiev y París perdieron el contacto telefónico que mantenían a diario con la joven.

Femen se movilizó. Convocó, el jueves pasado, sus concentraciones ante embajadas tunecinas y mezquitas en Europa y en América para exigir la libertad para Amina. Pero la novedad es que un puñado de mujeres árabes salió en apoyo de Amina posando también con los senos al aire, pero con el rostro, a veces, tapado por miedo a las represalias

Algunas, como la actriz marroquí Lubna Azabal o la cineasta tunecina Nadil el Fani, lo hicieron incluso a cara descubierta. El Fani ha sido ya tantas veces condenada a muerte por los extremistas… Otras, por último, más púdicas o más cautas, como la economista tunecina Monia Sanekli, escriben tribunas en la que resaltan que Amina “tiene más moralidad que cualquier otra mujer que se disfraza con un niqab o que apoya al poder”.

En Túnez, Egipto, Libia etcétera la “primavera árabe” ha supuesto una explosión de libertades que aprovechan ahora las feministas para defenderse de los embates islamistas. Aunque, jurídicamente, la mujer goza en Túnez de la misma situación ventajosa –la mejor del mundo árabe- que antes del derrocamiento de la dictadura, los salafistas y Ennahda, el principal partido de la coalición de Gobierno, presionan para que se recorten sus derechos.

Ennahda trató, por ejemplo, en agosto, que en la nueva Constitución la mujer fuese considerada como “complementaria” del hombre y no su alter ego, pero fracasó. Ahora la Asociación Tunecina de Mujeres Demócratas teme que se intente suprimir el derecho al aborto. La presión social en la calle, en los lugares públicos les obliga además a vestir con más recato. Pero, a diferencia de los tiempos de la dictadura, las mujeres pueden defenderse y hasta provocar para luchar por sus derechos. Es lo que hizo Amina y, pese a que exhibir los senos, está tipificado en el código penal como un “escándalo público”, la fiscalía de Túnez no la ha perseguido.

FACEBOOK

7 de abril 2013,  El Huffington Post

La agencia de noticias francesa AFP ha denunciado en su blog que Facebook les ha censurado. Los administradores de la red social han eliminado de su cuenta una foto en la que se ve a un hombre a punto de dar una patada a una activista de Femen.

femen

Esta semana tres mujeres realizaron una protesta exprés en la Gran Mezquita de París. “Normalmente, Femen nos informa sobre lo que va a pasar”, explicó el autor de las fotografías, Fred Dufour, de AFP. “Un pequeño coche se detuvo y tres mujeres -con los pechos al descubierto y la cara cubierta con un velo- salieron y corrieron hacia la mezquita. Dos guardias de seguridad de la entrada trataron de interceptarlas, gritándoles que a que se fueran”, añadía. Las manifestantes, que denuncian el extremismo religioso, sacaron una bandera salafista, pintada por ellas mismas, la rociaron con alcohol y la prendieron fuego. Uno de los agentes intentó detenerlas, otro les lanzó una botella de plástico y una caja de cartón. “Entonces, a través del visor de la cámara pude ver que el segundo guardia de seguridad se disponía a golpear una de las mujeres en el trasero”, recordó Dufour, quien aseguró que las mujeres no dijeron nada en los minutos que duró su protesta. Finalmente las chicas se quitaron los velos y se marcharon a toda prisa en el coche. Tanto la imagen vetada por Facebook, como las demás de este fotógrafo, se movieron rápidamente por la red.

CENSURA FACEBOOK: No es la primera vez que Facebook elimina una imagen sin que se conozcan claramente las razones. La página se excusa asegurando que la imagen viola los términos de uso.

PROTESTAS RELÁMPAGO

Femen nació hace cinco años en Ucrania como una forma distinta de protestar a favor de los derechos de las mujeres: con el torso al descubierto. “Nuestras armas son pechos desnudos”, reza su lema. Las protestas de esta organización suelen durar unos pocos minutos y las llevan a cabo tras avisar previamente a los medios. A veces la reacción de los espectadores es de indiferencia o diversión, pero en la mayoría de los casos las mujeres terminan en manos de la policía. Además de la red, las activistas buscan lugares simbólicos o sagrados para llamar la atención. El año pasado, un grupo se manifestó contra un proyecto de ley contra el aborto en Ucrania dentro de la catedral de Santa Sofía en Kiev. Notre Dame, la catedral de San Pedro, o numerosas mezquitas de países occidentales han sido otros de los sitios elegidos por el colectivo para reclamar libertad para la mujer.

¡Viva el partido de la izquierda erótica!

Gioconda Belli

La poetisa nicaragüense Gioconda Belli ha ideado un nuevo sistema político y filosófico, el “felicismo”, capaz de romper con las barreras y la culpa a las que históricamente se ha visto sometida la mujer, y lo ha hecho en su última novela: El país de las mujeres .

Para la escritora “es una ficción que se puede cumplir en realidad. Es un planteamiento nuevo sobre lo que podría ser un sistema que rompa con la discriminación de la mujer”

“Es la historia de unas amigas que se juntan y finalmente una de ellas decide que quiere ser presidenta y fundan un partido llamado Partido de la Izquierda Erótica”, explicó la novelista en una entrevista con Efe.

Belli, que estuvo en la Feria del Libro de Bogotá presentando su más reciente creación, galardonada con el Premio La Otra Orilla, ha querido plasmar en ella la posibilidad de que las mujeres establezcan un nuevo orden en el que las desigualdades se dejen a un lado.

“El Partido de la Izquierda Erótica es un partido sui géneris que por una serie de circunstancias, entre ellas que se produce un bajón de testosterona entre los hombres, toma el poder”, relató.

LA HISTORIA

La autora, una de las escritoras en lengua hispana más importante de su tiempo, da forma en esta novela a un país “donde ellas tratan de acabar con la segregación entre el trabajo y la familia, que es la semilla por la que la mujer se ve limitada” históricamente.

Sin embargo, todos estos cambios sociales acarrean “contradicciones y la novela tiene una atmósfera de suspenso después de que la presidenta sufre un atentado y queda en coma”, adelantó la escritora.

A partir de este libro, la nicaragüense ha creado un nuevo Partido Global Feminista, de un feminismo “felicista”, ya que considera que necesita un nuevo empuje y “un aire nuevo, lúdico, erótico, gozoso”.

Porque la definición de esta poetisa sobre el erotismo es “la capacidad de absorber la vida, de tragársela”. “Empecemos a disfrutar el ser mujer, usemos todas las armas que por siglos hemos sabido usar para otras cosas y usémoslas para nuestro propio provecho”, instó. “En el país de las mujeres hay un buen reflejo de la mujer actual, porque es mucho más dueña de sí pero al mismo tiempo carga, tenemos culpa y hay todo un proceso que tiene que ver con romper con esa culpa”, dijo.

EROTISMO Y POLÍTICA

La poetisa, que se ha destacado por su obra de temática erótica y política, considera que ésta última es “inherente al ser humano, pero que la hemos apartado de nosotros porque se ha convertido en un área muy oscura y compleja”.

“América Latina, en términos económicos, va progresando, pero en término de las libertades el sistema trata de imponernos un sistema de justicia social a partir de la visión de unos pocos. La libertad no es negociable, el ser humano necesita de la libertad, y me preocupa eso en América Latina, porque la libertad está en segundo plano”, confesó.

Caracterizada por escribir siempre a partir de sus vivencias, Belli explicó que “la vida está llena de recordatorios de la experiencia”.

“Uno tiene dentro de la mente un archivo gigantesco que de repente, ante diferentes estímulos, aparecen diferentes imágenes. La vida está llena de esos recordatorios de la experiencia, y nosotros no visitamos nuestra memoria con el objetivo de aprender de ella, porque vamos muy a prisa”, dijo.

LA CIBER EDUCACIÓN

¿Ponemos los prejuicios por delante o nos damos y damos a los jóvenes la oportunidad de experimentarla?

26 de marzo 

Alertada ante la angustia que produce en docentes, madres, padres y tutores, hablar sobre educación, e impresionada ante el desinterés y la insatisfacción que genera en niñas, niños y jóvenes el sistema educativo actual, salvo excepciones, traemos una opción educativa que creemos digna de atención por sus evidentes resultados. Se trata de la educación a través de internet, específicamente del youtube. Como preámbulo les sugerimos vean la entrevista  al escritor norteamericano de Ciencia Ficción, Isaac Asimov, a quien admiramos profundamente. En ella habla del aporte que puede tener internet como medio que permite a cada ser humano aprender a su propio ritmo y según sus inquietudes. http://universoperegrino.blogspot.com.es/p/futuro.html

La nueva educación nace de la ineficacia del sistema reinante y de la consecuente crisis, y ya se está realizando en muchas partes del planeta. No decimos que sea la panacea sino una opción que creemos merece una oportunidad.  Creemos que Internet es el medio de mayor difusión solidaria, tanto de conocimientos así como de “esa información”  que nace en pequeños grupos que están gestando un cambio a nivel planetario. Cambio éste que, quizás, no sea apreciable en las estadísticas, por lo pequeño, pero que creemos que enraíza de forma profunda en la gestación de una nueva consciencia humana. Los cambios vienen por las minorías. Nos atrevemos a afirmar que Internet es el único medio masivo, sin precedentes en la historia humana, que nos permite estar actualizados en múltiples aspectos.

La experiencia extraordinaria que compartimos es la llamada Khan Academy.  Salman Khan es un joven de 34 años nacido en Estados Unidos, de madre india y padre bengalí, que estudió en el Instituto Tecnológico de Massachusets y en la Universidad de Harvard para convertirse, en el 2006 y de manera casi accidental, en el creador de un proyecto excepcional denominado Khan Academy. Más de 3100 clases en video de unos 10 a 20 minutos de duración, sobre infinidad de temas de educación primaria, secundaria y universitaria, y otros de interés general, nutren esta impresionante  ciber videoteca gratuita mundial. Ya han sido traducidos al español más de 1000 de estos tutoriales, por iniciativa del magnate mexicano C. Slim. Y se han incorporado en algunas aulas de USA, México, Uruguay y Sudáfrica.

En una visión, más que optimista, bondadosa, del futuro, apostamos a que la formación, la educación no dependa del dinero, sino del interés personal y de la capacidad de adaptación creativa y artística a los medios que estén al alcance de todos. Por supuesto que el interés y la curiosidad se cultiva, quizás sea ése el nuevo rol de los docentes, transmitir entusiasmo, pasión y alegría de aprender, ayudando a los que van más despacio. En una educación igualitaria todos pierden, pero sobre todo pierden los que van más despacio. En una educación diversa todos ganan. Los que van despacio no son tontos, tienen otro ritmo y no hay mejor estímulo que comprobar que aunque vayas más lento tienes capacidad, y que incluso a largo plazo tu lentitud permite –como ya se viene comprobando– que asimiles mejor lo que aprendes y por tanto, a la larga seas más eficaz que algunos de los que son muy rápidos. ¿Recuerdan?, la antigua fábula de la liebre y la tortuga.

La guerra invisible

25 de febrero
La-Guerra-Invisible

Es el título de este documental subtitulado en español y subido en enero de 2013 a la red. Habla de las violaciones en el ejército norteamericano tanto a mujeres como a hombres. Las cifras son escalofriantes. Si los norteamericanos viven esta vergonzante realidad dentro de sus filas y con sus propios colegas, qué no harán cuando invaden otras tierras, incluso como parte de las fuerzas de paz de la ONU. Imprescindible verlo para saber lo que significa un ejército y qué clase de seres alberga en su decadente y prepotente poder.

The Invisible War”, sobre las violaciones dentro de las fuerzas militares norteamericanas, aborda un problema que lleva años ocurriendo de forma sistemática en el ejército de USA y que no sólo no está camino de resolverse, sino que existen mecanismos que ocultan su existencia. Y es que “si el problema no existe es que no existe tal problema”, aunque en realidad una mujer del ejército de USA tiene más probabilidades de ser violada por uno de sus compañeros que de morir en combate.

¿Defensores del Monte de Venus…?

Nos ha pasado este artículo nuestra amiga Emilia, de Margarita, Venezuela y cuando comenzamos a leerlo, creíamos que aportaba una visión masculina, original, con humor y a la vez bella, acerca de la naturaleza de la sexualidad femenina. Cuando llegamos al párrafo final todo se volvía bastante más violento y desagradable, de tal forma que echaba por tierra el atractivo que tenía en su comienzo. Luego nos enteramos de que era un agregado realizado por otro macho; que no pertenecía al mismo autor. Claro, todo esto nos ha llevado a la reflexión, y lo que parece un acierto al comienzo, enseguida desvela una visión-objeto de la mujer.  Se cosifica a la mujer de una forma u otra, de tal manera se la convierte en una propiedad al uso de lo masculino y encima con fecha de caducidad. Así estamos, ¡qué pena! Habrá que seguir en el camino con la esperanza de escuchar a otros hombres menos machos, menos impositivos y que dejen de hacer de la mujer un objeto sexual -que en definitiva es a lo que apunta este artículo-. Tendremos que andar mucho camino para escuchar a otros hombres, varones que se salgan del ruedo de lo repetido, lo conocido, lo tan trillado y aburrido… Rescatamos, eso sí, la reflexión que nos deja acerca nosotras mismas, y del posible retorno a los montes de venus frondosos y hermosos, sólo por el hecho de sentirnos bien con nuestro cuerpecito tal cual es. De momento, que cada una haga de su sexualidad lo que sienta que le va mejor para ser quien es, y no una mera cosa o imitación.

Defensores del Monte de Venus

 Por Rodrigo Maya Blandón

Un coño afeitado es como una ostra: insípido y horrible. Henry Miller, Trópico de Cáncer

 Centenares de hectáreas de monte de Venus son inmisericordemente taladas cada día por millones de féminas que, armadas de terribles prestobárbaras**, convierten en desierto ese oscuro objeto del deseo que el poeta Rafael Montesinos describe como “… esa ensortijada gracia oscura/ cárcel de luz, recóndita angostura”.

     Esta práctica aberrante, que atenta contra la estética, el erotismo y la sensualidad, nos ha llevado a un grupo de varones a constituir una organización no gubernamental (ONG) que hemos denominado “Defensores del Monte de Venus”, cuyo objetivo fundamental es evitar la tala despiadada de esa zona que el rey Salomón en su libro bíblico El cantar de los cantares, capítulo 8, versículo 14, define metafóricamente así: “Corre, amado mío, corre como un venado, sobre los montes llenos de aromas. Tu ombligo es un ánfora donde no faltan vinos aromáticos. Tu vientre, un haz de trigo rodeado de azucenas”.

     Estos hermosos cantos del rey Salomón no tendrían hoy fuente de inspiración. El panorama actual es aterrador. Las prestobárbaras han convertido el monte de Venus, inspiración de poetas y cantores, en desérticas dunas. Esa zona que a mediados del siglo xx inspiró al poeta uruguayo Ángel Facal para decir: “… y tu vientre es una ofrenda/ de los más dulces venenos,/ donde florece la felpa/ en un triángulo perfecto”, ha perdido su encanto y apenas los Defensores del Monte de Venus estamos encontrando las causas.

     Hemos descubierto que esta práctica empezó tímidamente con el acortamiento del bikini. El monte de Venus le fue cediendo espacio a la prenda invasora y las mujeres fueron reduciendo el tamaño del geométrico espacio del armiño. Matemáticamente la ecuación se fue configurando: a menor tamaño del bikini, menor tamaño del área sembrada del monte de Venus. Hasta ahí, la cosa era aceptable. Pero un día, por reducción al absurdo, el bikini se convirtió en tanga y entonces el espacio para el peluche en el monte de Venus se redujo a cero, con las tenebrosas consecuencias para la estética del cuerpo femenino desnudo, del erotismo y de la sensualidad.

     409074_334957496527672_100000402725106_1199968_1362826001_n

Un monte de Venus talado comienza a sufrir una metamorfosis que todos los días atenta contra la estética y el erotismo. El primer día de la tala su apariencia es rosada y podríamos decir, con mediana ternura, que es como el “cachetito del Niño Jesús”. Los Defensores del Monte de Venus las hemos clasificado como Cucas Barbies, por plásticas e insípidas. Tres días después de la catástrofe ecológica, el “haz de trigo rodeado de azucenas” del rey Salomón adquiere la apariencia de un cachete de trompetista sin afeitar, con el agravante de que los folículos de los vellos están enrojecidos como volcanes a punto de eructar. Este aspecto las ubica en la categoría Cuca Galeras. Su color rojizo no provoca ni la vista ni el roce de la mano. Al quinto día, la cúpula de estos volcanes se ha tornado blanca y las clasificamos como Cuca Nevado. Su apariencia gélida inhibe el beso tibio. De ahí en adelante va configurándose la que denominamos Cuca Erizo, porque sus púas convierten cualquier tipo de acceso carnal en una sesión de tortura. Hacerle el amor a una mujer en esta etapa es como fornicar en el catre de un fakir.

     La sensualidad, que es la manera más rápida, efectiva y agradable de encontrar la felicidad, ha recibido un rudo golpe de parte de las “Taladoras del Monte de Venus”. Para el sentido de la vista, este triángulo equilátero ha perdido su encanto y los voyeristas están a punto de la sublevación. El sentido del gusto no soporta el disgusto de una Cuca Barbie, al del olfato le cambiaron los “montes llenos de aromas” por dunas desoladas y el noble sentido del tacto ha perdido su vellocino de oro, su vértice de visón, y ahora sólo cuenta con un desfiladero de espinas y de púas, al que cualquier carnicero de Titiribí compararía con una banda de tocino. Un monte de Venus acometido por el viento es música de hadas para el sentido del oído. A monte de Venus talado, oídos sordos.

Rodrigo Maya Blandón es productor y realizador audiovisual antioqueño

 prestobárbaras**( Alusión jocosa a las hojillas de afeitar marca PRESTOBARBA de Gillete)

   X UNIVERSARIO 

de la Asociación Inspiración Femenina

Hemos hecho un pequeño regalo a las compañeras de la Asociación Inspiración Femenina y al Dr. Padilla, en nombre de todas las integrantes de El Cuenco de Baubo…

En vuestro aniversario, os queríamos regalar en mi nombre, y en el de las mujeres de El Cuenco de Baubo,

 3 por evocar al Misterio, 3 botellas de vino tinto.

El vino como símbolo de la sangre femenina…

La única sangre que no se derrama por la violencia, por la venganza, por el odio o el rencor.

La sangre femenina, la que se ofrenda, agradecida a la tierra, cada mes.

La sangre femenina, plena en inspiraciones de inmortalidad en cada una de sus células madre.

La sangre femenina, que repara, renueva y volatiliza nuestra estructura con cada ciclo lunar.

3 botellas de vino que evocan apasionadamente las 3 X de la nueva humanidad X3 Y que ya estamos gestando.

X universario

El 10 de febrero, este año coincidiendo con la entrada de la serpiente de agua… y hace diez años comenzamos a desarrollar el proyecto de ‘rescate de lo femenino’ en la Escuela Neijing, una iniciativa del Dr. Padilla. Lo hemos celebrado en Tian, en una emotiva intimidad. Hemos tenido la alegría de que nos invitaran a todas las que hemos participado en el grupo. Ha sido un regalo precioso para las que hemos tenido la posibilidad de acercarnos a compartir este momento trascendente de reencuentro y conmemoración. 

El Dr. Padilla se hizo presente en una video-conferencia muy clara y rotunda, que cuestionó la actitud de la especie masculina, resaltó las cualidades femeninas, nos hizo reír a todos, y volvió a recalcar que la Asociación Inspiración Femenina, no es un grupo; es la Escuela Neijing, al igual que el Teatro Creativo Sanador o TIAN TV. 

Aída nos regaló un montaje que nos hizo emocionar y reír, y sobre todo, re-dimensionar la trascendencia de la actividad tan fecunda que realiza este grupo de investigadoras y sanadoras del ánima femenina dentro de la Escuela Neijing. 

Las compañeras de Inspiración Femenina agradecieron emocionadas, al Dr. Padilla, y a todas las personas que hemos integrado, apoyado, colaborado… al equipo técnico, a todas las mujeres que están desarrollando actividades en este sentido en las diversas Escuelas Neijing, y a todas las mujeres y hombres de la escuela que demuestran su interés asistiendo a las actividades  e incorporando las propuestas en torno al desarrollo de lo femenino.

¡Gracias Inspiración Femenina Tian!

También hemos leído el siguiente poema.

El viaje del amor
Es curvo como el firmamento
profundo y fuerte como la tierra
Contiene todos los aromas y sabores
Las texturas más comunes y las más exóticas
Los colores que aún no imaginas
Las brisas que han rozado tu cuerpo
Y las que erizarán tu piel

El viaje del amor se sustenta en el misterio y en la fémina
Por eso los hombres nos han amado tanto y tanto se han odiado, agrediéndonos.

Cuando las féminas se juntan el amor se libera
Y ya nadie puede apresarlo, encerrarlo, someterlo o esclavizarlo

Cuando las féminas se juntan el amor se enciende con su luz más sublime
Se hace fuerte, se expande, se hace generoso y diverso

Cuando las bordadoras del amor se juntan
Nacen los diseños más bellos y conmovedores

Cuando las cocineras del amor se juntan
los sabores se hacen inmensamente nutritivos
Y nadie necesita hartarse

Las manos de las féminas del amor, cuando se juntan,
Florecen en un jardín inmenso y las semillas se funden con la tierra
En un abrazo de fértil esperanza

Saludo a la luna y las estrellas en esta sinfonía de mujeres
Venero al vacío miterioso que nos hace vibrar el alma, cada instante

Saludo al sin-tiempo de evolución en el que vamos,
que es el que viene y el que vendrá más allá de nosotras

Te saludo varón enamorado y femenino
Danzando sobre la cuerda infinita de la nada

Te saludo varón
Cuando te vuelves canto, brillo, duende, magia
Y alfombra de 10.000 nudos a los pies femeninos
Te saludo varón admirador de la rosa fragante
Natural inspirado de la flor de loto
trascendido en la puerta de jade
camaleónico en la garganta dorada

¡Salud a las niñas y los niños de ánima en femenino!

¿Es extenso el amor?
Es curvo como la oscuridad… y como a la oscuridad,
no hay que tenerle miedo.

Ana Camponovo

Hoy se celebra el Día Internacional de tolerancia cero con la Mutilación Genital Femenina

6 de febrero

Y además, este jueves 7 se realiza las segundas jornadas internacionales sobre la mutilación genital femenina: un foro de personas que buscan evitar que en un futuro próximo 140 millones de mujeres vivan con este estigma.
Hay africanos que aún se escudan para defender la mutilación genital en que lo pone el Corán o en la tradición, pero no es verdad, no está escrito en ningún sitio”, explica Fátima Djarra que también fue mutilada.

Fátima Djarra

A esas personas que aún defienden esta práctica, Djarra les aconseja que miren a las mujeres y piensen en su bienestar. Les recuerda que muchas mueren por hemorragias o en el parto o viven con secuelas psicológicas toda su vida. Djarra sabe que hablar de estos temas con otras mujeres es muy difícil. Lo que pasa en el bosque se queda en el bosque, y no se habla fuera de allí. “Nos han educado para no sufrir”.
Reconoce que la generación presente aún está en peligro.

LA MODA DE LA CIRUGÍA VAGINAL II

3 de Febrero

Nos ha llegado un video de respuesta al que les presentamos a comienzo de enero. Pertenece a un cirujano plástico norteamericano especialista en  vaginoplastia. Por supuesto que lo tiene en youtube y no permite comentarios, así como tampoco decirle que no nos gusta su video; es gracioso.  Nos sorprende, desde nuestra pequeñez, recibir la “atención” del poder.  Nos ha interesado el video como material de estudio. Lo hemos visualizado y nos ha hecho reflexionar de esta manera.

“Hay muchos mundos pero están en éste” dijo el poeta Paul Eluard. Si vamos un poco más allá, creemos que hay muchas humanidades que están en este mundo y que están en evolución hacia realidades completamente distintas. El mundo de las mujeres patriarcales, el mundo de las mujeres objeto, el mundo de las mujeres que aman el poder es muy muy grande. El mundo de las mujeres-muñeca, el de las “chicas-plásticas” tiene mucha carne de cañón. La cirugía plástica, el noble arte de reconstruir, de reparar, tiene mas de 5500 años de antigüedad. Como otras nobles artes se ha convertido en un negocio y un porcentaje grande de profesionales aprovechan esta oportunidad en las clínicas privadas. No estamos juzgando ese mundo, sencillamente, existe, punto. Nos interesa no hacer de él una tragedia, sino despertar una alerta inteligente, puesto que la publicidad juega sucio.  Esta es una imagen del video que nos han enviado tan amablemente, que muestra los rituales de algunas partes de África donde se considera una belleza tener los labios menores prominentes, y se hace por agrandarlos.

Captura de pantalla 2013-02-03 a la(s) 21.04.11Captura de pantalla 2013-02-03 a la(s) 21.18.09

Los plásticos se obsesionan por la simetría e incluso hablan de la “hiperpigmentación” como defecto. Tienen argumentos maravillosos para demostrar la fealdad de determinados genitales femeninos. Las mujeres que asisten a las clínicas, es probable que ya hayan pasado por otro tipo de intervenciones. Sin embargo, en el siguiente artículo de hace un mes, podemos constatar que en el Reino Unido, también son las más jovencitas las que están exigiendo dicha intervención.

Mucha ignorancia, muchos miedos e inferioridad, refleja este tipo de sucesos. Muy poco conocimiento del propio cuerpo y, por supuesto, una negación que es producto de largos milenios de sometimiento. Quizás algunas madres, las que aún creen que “vulva” es una “mala palabra” -que es sucia, poco higiénica e incluso fea-, puedan darse cuenta de que se hace un tremendo daño a la especie femenina y sobre todo a las jovencitas, evitando hablar de nuestra naturaleza. Existe una necesidad real en torno a asumir y apreciar la naturaleza material de nuestra sexualidad, si es que pretendemos alcanzar la trascendencia.

Hundreds of girls aged 14 or under are having ‘designer vagina’ surgery.

                                                                                                                                                                                                                                The Daily Mail, 22.11.2012

La moda de la cirugía estética vaginal entre las mujeres británicas amplía su rango de edad sin ningún tipo de límites. Según el diario británico The Daily Mail, las cifras muestran que en los últimos seis años han sido realizadas 343 operaciones en niñas menores de 14 años, posiblemente por razones estéticas. En general, los procedimientos incluyen la remodelación de los genitales femeninos. Y, respecto al ‘visto bueno’ a las solicitudes, éstas lo tienen sobre la base de que la situación provoca a la menor problemas psicológicos. Los investigadores del ‘University College Hospital’ de Londres, dirigido por la Dra. Sarah Creighton, afirman que es “preocupante” que no haya límite de edad mínima para la cirugía. Las demandas para este procedimiento pueden estar creciendo debido a la inexacta y escasa información disponible en Internet, proporcionadas, por lo general, en las páginas de las clínicas privadas. Además, usan terminología confusa y no difunden los riesgos quirúrgicos que conlleva esta operación, según la investigación publicada en BMJ Open. Las operaciones para remodelar los labios mayores y los labios menores de la vagina se han vuelto cada vez más comunes, a menudo porque las mujeres están insatisfechas con su apariencia. La Dr. Creighton puntualizó que su investigación no puede confirmar si alguna menor está teniendo cirugía médica innecesaria. Un estudio realizado el año pasado reveló que más de 2.000 mujeres al año se realizan esta operación en hospitales públicos, mientras que se contabilizan miles de mujeres más en el sector privado, donde los gastos ascienden a miles de libras.

LA MODA DE LA CIRUGÍA VAGINAL

La noticia no es nueva pero creemos que es suficientemente alarmante para tener vigencia. Por más que muchos piensen que las mujeres se conocen y aceptan su sexualidad, se exploran, se miran, etc. damos fe de que, en un porcentaje alto, no es así. Para muchas mujeres es casi un martirio aceptar la naturaleza de su sexualidad, les provoca un profundo desagrado. No consiguen verla como algo bello.

La idea de belleza que se nos ha inculcado es tan limitada y excluyente que anula nuestra sensibilidad y nos convierte en consumidoras de estereotipos artificiales. No estamos exagerando. Esta creencia generalizada a nivel cultural, social e histórico de que la vulva es sucia, fea y maloliente, nos ha calado tan hondo que ha fragmentado nuestra imagen, cercenado nuestra expresión y ha provocado que muchísimas mujeres vivan con miedo y con vergüenza. Estamos hablando de mujeres de todas las edades de lo que conocemos de occidente, porque las jovencitas están tan colonizadas por este tipo de ideas, que muchas optan, incluso, por la cirugía estética.

Estamos en un punto en que ha calado tan profundo la publicidad estableciendo modelos, modas y estereotipos en torno a la mujer, que  estos llegan incluso ¡hasta su vulva! A través del cine porno se ha establecido un estilo femenino de muñeca inflable, perfectamente simétrica y sin vello púbico, emulando a una niña, con el pretexto de que el vello es antihigiénico. Este modelo cala el imaginario tanto masculino como femenino y se impone en el siglo XXI, creando en las mujeres un elemento más de sufrimiento y de pérdida de identidad. -El Cuenco de Baubo, Cuenca-

BBC Mundo, Salud, domingo, 28 de agosto de 2011

La cirugía estética de los genitales femeninos está adquiriendo la categoría de moda. Cada vez son más las mujeres que buscan una intervención y casi siempre por razones puramente de apariencia, según un estudio publicado en la Revista Internacional de Ginec ología y Obstetricia.Los propios cirujanos tratan de disuadir a las mujeres de hacerse reducción vaginal.

Se trata de una serie de técnicas destinadas a reducir el tamaño de la vulva cuando resulta tan grandes que incomoda o cuando ha sufrido desgarros, por ejemplo en el parto. Eso en principio, pero cada vez más resulta una opción estética para las mujeres.
Las más habituales son dos técnicas: la vaginoplastia, destinada a reforzar los músculos de la vagina y a eliminar los tejidos laxos; y la labioplastia, que consiste en moldear los labios para retirar ¿el exceso? de tejidos. Por rejuvenecimiento vaginal se conoce a una combinación de ambas.
En el Reino Unido, uno de los centros que la practican es el hospital Highgate, donde explican que la operación requiere de anestesia general y la paciente debe pasar una noche el centro.
“La naturaleza exacta de la operación depende del resultado esperado, pero incluye cortar los tejidos indeseados”.
DEMANDA INFINITA
El estudio, el primero dedicado a medir la vulva de las mujeres que quieren reducírsela con una cirugía estética, concluyó que la gran mayoría de las mujeres no necesitaba la intervención por estar dentro de patrones “normales”.
La investigación estudió el caso de 33 mujeres británicas que habían acudido al médico para pedir una labioplastia y éste las había enviado a un centro especializado.
Entre las mujeres había ocho jóvenes en edad escolar, una de once años de edad.
Una de las autoras del estudio, la doctora Sarah Creighton, considera que la demanda futura por la llamada “vagina de diseño” o reducciones labiales es potencialmente infinita. Creighton justifica su afirmación por la creciente demanda de cirugías estéticas en general y a los cambios de expectativas sobre cuál es la apariencia deseable para una mujer.
“Es impactante, sobre todo porque estamos viendo chicas realmente jóvenes que están pidiendo una cirugía que es irreversible y de la que desconocemos sus clic riesgos a largo plazo”, comentó.
Para Creighton, las 2.000 operaciones pagadas por el sistema de salud pública británica “son la punta del iceberg”. “En el sector privado es una industria que está viviendo un enorme boom”. Tanto es así, que la Asociación Británica de Cirujanos Plásticos llamó a los médicos de familia a que sean más rigurosos a la hora de determinar si la mujer necesita el tratamiento.
“GENITALES NORMALES”
El estudio de la doctora Creighton constató que la mayoría de las mujeres enviadas por su médico a una clínica para una reducción labial habían dicho que el motivo para ir al médico era la preocupación por su apariencia. Sólo la quinta parte de ellas tenía problemas de incomodidad. Y una llegó animada por un programa de televisión. Un tercio había visto publicidad sobre la intervención antes de acudir a la consulta médica.
Tras el primer examen, la valoración del ginecólogo fue para todas de “genitales normales”. Pero hubo tres que sí presentaban una “significante asimetría”. Las otras 30 fueron rechazadas por el sistema público. A todas las mujeres les ofrecieron sesiones con psicólogos clínicos para explorar los problemas que las llevaron a acudir al cirujano.
Pero doce de ellas se mostraron dispuestas a buscar una segunda opinión y adelantaron que considerarán acudir a un centro privado. Paul Banwell, de la Asociación Británica de Cirugía Estética, aclaró que se trata de una operación que se justifica en algunos casos, particularmente cuando hay incomodidad. “Pero si la preocupación es sólo estética, entonces debería tratarse en el sector privado”.
Banwell apuesta por disuadir a las pacientes de someterse a una operación y explicarles que hay un amplio espectro que es normal cuando se trata de la anatomía femenina.
 
Os recomendamos el video “La vagina perfecta/The perfect vagina” Al que hemos nominado como la vulva perfecta, pues trata de ello.
Lamentablemente sólo lo tenemos en inglés
 
Anuncios

18 pensamientos en “News

  1. Si Pata. El corazón se templa cada vez que la gracia y el dar las gracias nos es posible, a pesar de cada pesar y “nada es en vano”, pues la Creación sabe qué hacer con nosotras. Y cada vez, también, que nos sentimos “injustamente” en determinadas situaciones, seguir dando “las gracias” es una actitud que trae el caudal de respuestas renovadas y hacia otras perspectivas… Gracias por tus entregas y tu participación consciente, gracias por estar, gracias por tu permanencia.

    Me gusta

  2. Reflexionando….

    Mucho nos moviliza y nos duele la situación de la mujer en los países árabes… Como mujeres, féminas, que intentamos desperezarnos y despertar de esa domesticación que hemos heredado de madres a hijas durante de tantos siglos, podemos sentir bien hondo en nuestros corazones, la discriminación y la desigualdad en cualquiera de sus expresiones… También tendemos a solidarizarnos cuando distintos grupos sociales se manifiestan en contra de éstas, aun cuando sus acciones puedan parecer agresivas o al filo de la ética… o la estética…
    Ahora, yo me pregunto: ¿cuántas veces reaccionamos violentamente cuando se nos agrede, cuando no se nos tiene en cuenta o no se nos respeta? ¿es eso peor que tragarnos las lágrimas y continuar como si tal cosa envueltos en la eterna modorra del no hacer? Los caminos del amor y la suavidad que nos son inherentes como género, muchas veces no son vistos ni escuchados o llevan mucho tiempo y esfuerzo…
    Y me sigo preguntando ¿cuántas veces toleramos la indiferencia frente a nuestras necesidades de nuestros seres queridos, aunque nos generen desazón y ansiedad? ¿cuántas nos adaptamos a los demás en pro de cuidar las relaciones? ¿cuántas aceptamos el rol de madres, esposas o amantes siempre al servicio de sus necesidades y sus tiempos, y no de las necesidades y los tiempos de ambas partes?
    La única respuesta que llega ahora a mi corazón, es que no dejemos de rebelarnos, expresándonos preferente con suavidad, elegancia y hasta con humor. Y cuando sea necesario “exagerar” un poco, pero siempre tratando de no perder la creatividad…. y en lo posible… no perder los estribos!!

    Me gusta

  3. Muy bueno el tema, gracias!!
    Me hizo pensar mucho lo de los recordatorios de experiencias, entre ellas las de nuestros pensamientos respecto a determinados temas… Y sin casualidades, hace pocos días, comencé un intento de rescatar algo de esos recordatorios: ¿que hubiera sido o que sería de este mundo si las mujeres participáramos de las grandes tomas de desiciones?. No me gusta plantearlo como “mujeres al poder” sino como Mujeres al Servicio… Creo que tenemos la capacidad de sentir en nosotras todos los dolores y todas las alegrías, no solo los propio, sabemos lo que es la discriminación muy pero muy bien, también lo que es el amor incondicional y la entrega… En este sentido siento que es mucho lo que podemos aportar a los cambios necesarios en este planeta… siempre y cuando no nos ronden las ansias el poder… y junto a los hombres que cultivan su alma femenina.
    Abrazo a todas y todos

    Me gusta

    • Gracias Patricia, indudablemente el aporte de las féminas es indispensable para que cambie algo. En Islandia ha sucedido ya hace tiempo
      y se han dado cambios magníficos. También en otros sitios, mujeres han aportado otras perspectivas que generan cambios profundos en la organización social.
      Por ejemplo, Ellen Johnson en Liberia, la primera mujer presidenta en África, y reelecta en 2011 por 90% de los votos.
      gracias por tu comentario.

      Me gusta

  4. Ana: Agradezco a la vida el haber tomado la decisión de realizar esta investigación. La experiencia que he vivenciado con las chicas que rescataron su esencia de la luna roja ha sido fantástica para mí. Ahora comencé con el que me es propio el de las Féminas Estelares, y espero poder contarte algo en persona en junio en Can Cun un abrazo con el alma Elena desde mardel plata, argentina.

    Me gusta

    • Me alegro mucho Elena, la propuesta de alkimia interior femenina en relación al las féminas lunares es realmente trascendente.
      Ha cambiado la vida a muchas mujeres. Gracias por colaborar con ese entusiasmos que te caracteriza. Ana

      Me gusta

  5. muy bueno todo lo que estoy viendo por estos lados, felicitaciones a las creadoras

    Me gusta

  6. Me pareció muy interesante el tema de la Cyber educación… He pasado por la docencia, específicamente en las matemáticas, y mi mayor preocupación era no dejar solos a los “rezagados” dentro de un sistema educativo que tiende a dejarlos de lado… unos pocos resultados positivos en ese sentido, me alentaron, pero el esfuerzo era demasiado grande… Bienvenida sea, entonces, esta herramienta que lejos de llevar al aislamiento, como pareciera sugerir el término “cyber educación”, llevaría a una socilización mayor. Siempre y cuando sea usada como apoyo, como nivelación, reconociendo las individualidades y como herramienta solidaria, dando a todos las mismas posibilidades

    Me gusta

    • Gracias Patricia por tu aporte, creemos que es posible usar este instrumento de una forma liberadora, puesto que así lo ha pensado Salman Khan. Más tiempo para el docente que dispondrá para quien más lo necesite. Es muy probable que muy pronto recibamos más informaciones de quien lo esté utilizando.

      Me gusta

  7. ana como hacer llegar estas informaciones a mujeres que no tienen acceso a la tecnologia, una opcion es tu permitir que yo pase a un documento imprimirlos y darlos para que los lean tan valiosa informacion, mil gracias por adelantado a tu atencion,

    Me gusta

  8. ¡Gracias por todos vuestro comentarios! Un abrazo amoroso.

    Me gusta

  9. QueridaAna: mil gracias por compartir tanta alegría y esperanza!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  10. 10 años! Felicidades.
    Cada vez nace en mi un amor más profundo por las mujeres. Gracias por su trabajo!

    Me gusta

  11. Muchas gracias por el poema…bellisimo!!! Y por poner en evidencia otra forma de esclavitud de la mujer…

    Me gusta

  12. Muchas gracias Beatriz, nos alegra mucho que hagamos posible el sentir de que somos una.

    Me gusta

  13. Gracias. Hoy, por el poema para empezar. Para seguir por compartir esa intimidad de celebración, me parece que puedo ver el brillo en los ojos de algunas y esa sonrisa …

    Me gusta

  14. De nada Paula, veremos qué podemos hacer por traducirlo para que tenga más alcance. Muchas gracias por participar.

    Me gusta

  15. Casi no comprendo el idioma ingles, de todas formas las imagenes dicen muchisimo, agradeceria muchisimo que lo subtitulen al idioma español. Asimismo fomentar su amplia difusion, para que todas las mujeres amemos nuestra esencia femenina y por supuesto nuestra sexualidad y nuestro cuerpo !!! Gracias !!! Muy muy interesante el documental !!!!!!!!

    Me gusta

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s