El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.


Deja un comentario

¡QUE EL CINE PORNO CAMBIE!

Que existe la adicción a la pornografía, tanto en adultos como en niños a partir de los 10 años, es una realidad en el primer mundo. El negocio de la pornografía tiene en su base un fuerte componente ideológico. En la pornografía la mujer es un objeto de placer que debe estar al servicio del hombre y corresponder a todas sus fantasías. Lo cierto es que, en el plano de la materia, las fantasías pronto comienzan a repetirse. Pero el mercado de consumo es exigente y presiona. Tanto los consumidores como los creadores y productores, necesitan que siempre existan novedades para alcanzar mayores niveles de excitación. Por ello la esclava sexual debe estar dispuesta a cualquier cosa.

Erika Lust

Erika Lust es una mujer de origen sueco que, reconociendo que es utópico pretender que desaparezca la pornografía, ha optado por dirigirla y producirla desde una visión femenina. Erika tiene dos hijas, y no quiere perpetuar Es ella quien clama: ¡Es tiempo de que el cine porno cambie! en una charla de TED-Vienna. Su idea es polémica pero nada hipócrita. Compartimos esta entrevista porque creemos que es bueno hablar de estos temas. VER Y LEER MÁS

Anuncios


Deja un comentario

DE AMOR SE VIVE

Una película de Silvano Agosti

De vez en cuando está bien escuchar la opinión de los niños. En mi infancia tenía claro que no valía la pena hablar con los adultos acerca de lo que yo sentía y creía sobre la vida. No les interesaba, estaban demasiado ocupados en resolver la casa, el alimento, el trabajo, la educación. Corrían junto a las manecillas del reloj que ataban a sus muñecas, y Cronos, pocas veces se detenía. Cuando lo hacía, escasamente, más nos valía a los niños estar lejos, no fuera a ser que perturbáramos ese milagro concedido a nuestros adultos. VER VIDEO


2 comentarios

ARTESANAS

La melodía de la Belleza

Nade en el Taller del Telar

Entrevista a Nade, Maestra Artesana

Los primeros días de enero realizamos un viaje a la Alpujarra granadina con un par de amigas entrañables. Amigas de esas que disfrutan de todo y están dispuestas a caminar, hablar, callar, admirar, contemplar, jugar, divertirse y descubrir los pequeños detalles para que no se nos pasen los grandes.

Nuestro centro de operaciones fue Bubión un pueblito situado a 1300 metros de altura sobre el nivel del mar en pleno parque nacional de Sierra Nevada. En los atardeceres de invierno puede contemplarse el mar Mediterráneo y las montañas de la costa africana recortadas en el rojizo del cielo.

Allí, fuimos a visitar el Taller del Telar y encontramos a Nade, la Maestra Artesana que nos brindó su tiempo, su sabiduría, su calidez y su arte.

Por cierto, Nade está esperando aprendices del Telar de Lanzadera Volante, ¿quién se apunta a aprender este bello oficio? VER ENTREVISTA.