El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

Universo Infancia

¡Sí!

Si tu ser es un microcosmos, ¿qué sitio le dejas a la infancia en tu universo? El tiempo no es lineal, no lo midas en años. Si no sientes el palpitar artístico de niñx que corre y recorre tu infinitud, es que te has extraviado en las creencias de la cultura tóxica. Retornar a tu ánimo y ánima esencial es posible, porque mientras respires, hay una ola de apuestas a tu salud y a tu favor. Abre las ventanas aunque haga frío… Ábrelas, deja que entre aire nuevo y que se vaya ese personaje al que te aferras por conocido… Ése del que reniegas por aburrido. Tu ser es cambiante, su lugar sólo lo puedes ocupar tú, ése es el mejor sitio para ti.

topaidimesamas

Apariencia y Realidad

Apariencia y Realidad – FLIP animación

Nuestra querida Baubo, Pilar, nos pasó este video que nos habla de la condición adulta y de la condición infantil.  En él es fácil darse cuenta de la distancia que existe entre ambas etapas de la vida. La infancia, como apreciaréis, resulta unificada: lo que expresa en el exterior es lo que siente en el interior. Solamente por esta cualidad, deberíamos contemplar con gran respeto a los niños. ¿Somos nosotras, nosotros los adultos quienes les enseñamos a fingir, a mentir, a adaptarse sin que se note demasiado, a disimular las emociones, a disfrazarlas? ¿Que nos lleva a actuar en contra de lo que imaginamos que debía ser? Los adultos tenemos muchas oportunidades de reconocer nuestro nivel de domesticación. Es imposible crear un mundo nuevo con creencias muertas y/o mortales. ¿Quiénes matan la belleza en su expresión más sublime: la identidad? Los adultos amaestrados.

Señor adulto, señora adulta, si no revisa sus creencias, sus resignaciones, sus abandonos, sus tiradas de toalla, acabará asumiendo las creencias de sus padres –que probablemente sean las de sus abuelos– y aceptando que el mundo es así. El mundo es así, asá, esé, isísinfín. Quizás, usted haya optado por ser así mientras el mundo continúa siendo infinitamente diverso. Si usted se ha resignado a ser así, se encontrará con gente así, verá la vida así, sufrirá así, comerá así, tendrá sexo así,  votará así, se enfadará así, se alegrará como todos los así y morirá como todos  los así… La vida, que es una experiencia revolucionaria para cualquier espíritu conformado, se quedará sin ser experimentada. Pero, ¿hay esperanza?, ¿estoy a tiempo? Para saberlo mire esta pequeña obra de arte.

¿Dónde está la unidad? En la Infancia.
¿Hay esperanza para el adulto? Claro.
Sincerarse en cada instante, con usted mismo, siendo y no representando. Entrar en la vía del desarrollo personal, de la formación continuada, de la meditación y la respiración consciente, hasta llegar a sentir, pensar y actuar de forma unificada. Descascararse y desprenderse de las corazas para SER. Asó nos hacemos dignos y honramos la vida.

Directoras: Zhenia Pavlenko y Elena Rogova
Escrito, diseñado y animado por: Elena Rogova

La Infancia: etapa trascendente

Frato: Francesco Tonucci

por AnA

Hablar de la condición humana rescatando sus aspectos virtuosos me resulta algo absolutamente conmovedor. Enfóquese donde se enfoque la atención, encontrarás oculta detrás de un velo muy delgado, a la señora trascendencia. Esta señora habita en cada ser por pequeño que sea. Cada vida es trascendente como cada hilo es necesario a cualquier tipo de tejido. Así el ser humano a la trama de la vida.

¿Pero, por qué creemos que hay que prestarle especial atención a la Infancia? Y, ¿por qué consideramos que la falta de atención a esta etapa, es una de las heridas profundas de la especie, a sanar de forma urgente? Lo iremos hilando en cada programa de Universo Infancia, ahora, solamente os compartimos algunas ideas.

La infancia es el momento de desarrollo humano en el cual estamos en estado puro, dependiendo de la edad, claro. Cuanto  más mayores, menos pureza. Hablamos de pureza en el sentido de la originalidad óptima de un espíritu recién conformado. Hemos pasado de ser una idea, un anhelo, en el mejor de los casos, a, después de la fecundación y los 9 meses de gestación, convertirnos en seres visibles, con cuerpo, latido, respiración, mirada, piel, ¡nombre propio!, y tantas otras complejidades estructurales y emocionales. Una obra de arte de la Matriz Universal, sin duda.

La visión masculina de la vida decía “si no lo veo, no lo creo”. La visión femenina de la vida decía y, gracias a la R-evolución, vuelve a atreverse a decir, “lo siento, y lo creo”. La visión trascendida de la vida dice, más allá del sentir y de los sentidos, “la vida es un inmenso misterio que se hace instante trascendente en el SER y que abarca a lo que creemos no-vida”.

Cuando nacemos, y los primero años de nuestra vida, vibramos en la LUZ; todo es instantaneidad. Esto no lo vivimos en estado consciente, sencillamente, SOMOS. Por tanto, en esos comienzos de la infancia se manifiesta el SER. Las primeras formas de comunicación son los sonidos, el primero es el llanto. Las características más evidentes de esa etapa son, la alegría, la curiosidad, la dependencia, la necesidad de amor, la gracia, la gratitud, la creatividad, el acceso natural y aprendido al  lenguaje gestual y a los primeros gorjeos y balbuceos hasta llegar a la palabra, el caminar, etc.

No es casual que el corazón krístico expresara “Dejad que los niños vengan a mí; no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el reino de los Cielos.…” Sin duda, se llega a ser adulto cuando se incorporan una serie de aprendizajes que voy a  llamar “domesticación”. Liberarnos de esa domesticación para comenzar a SER es el camino de la vida. La mayor cantidad de recursos para realizar este viaje de vida los rescatamos en las virtudes de la infancia. Éste es el porqué de nuestro programa. La infancia es arte por naturaleza.

El Juego: necesidad vital

La Infancia, el dibujo y el color

BBC

BBC

por Ana Barrios Camponovo

En este programa  de Universo Infancia indagamos en el arte, sobre todo en el dibujo y la pintura. La especie humana trae incluido en su pack biológico muchos recursos de trascendencia y liberación. En cualquier cultura, los niños, hasta aproximadamente los cinco años, manifiestan de forma natural su necesidad de expresarse plásticamente. Esa avidez por experimentar con el color y los trazos, es algo natural y espontáneo. Estudiosos de este fenómeno* confirmaron hace ya cincuenta años, que los niños van pasando por todas las etapas de desarrollo pictórico por as que pasó la especie humana. En este programa prestamos especial atención al arte como vía de autoconocimiento.

*como Herbert Read, en su libro Educación por el Arte.

Quizás como adultos estéis a tiempo de retomar el gozo de colorear de forma imaginativa, y saliros así de la prisión que implica imitar la realidad. Quizás tengáis la oportunidad de rescatar vuestro artista primal y ser una referencia liberadora para quienes os rodean. Facilitar la expresión artística a los niños proporcionando los medios adecuados en el momento oportuno, es propio de nuestra labor de custodios. Pero también es importante que estos nos vean pintar, ¿por qué no?, de forma libre, gozosa y divertida, incluso de forma payasa.

I Jornada Internacional de Canto Prenatal

La vida comienza con la concepción. El desarrollo del bebé será muy diferente si ha sido querido y esperado, a si es el resultado de un descuido o de una noche de pasión entre otras. Una vez concebido, su bienestar depende del bienestar de la madre. Una forma sencilla de mantenerse bien es a través del Canto Prenatal, pues cantar genera la secreción de las hormonas del amor y del bienestar. Cantando un repertorio especialmente realizado para la ocasión, haciéndose consciente del cuerpo a través de voz, y estableciendo el vínculo con el bebé a través de la voz de la mamá y del papá, se facilita la consumación de ese estado de gracia que corresponde al embarazo.

En mi experiencia personal, los vínculos que he establecido con los bebés prenatales a través del canto y del movimiento, son de una ternura sorprendente y sobrecogedora. Se crea de esta manera un lenguaje profundamente amoroso que se mantiene en la vida post-natal de una forma conmovedora y relevante.

Historia de la Infancia II

Captura de pantalla 2015-01-15 a la(s) 02.25.57

Para entrar a foguear nuestros calderos de la Infancia creemos imprescindible conocer, al menos un poco, del vínculo que establecieron nuestros ancestros con niñas, niños y jóvenes. La infancia en el sigilo XIX se desarrolló, mayoritariamente, dentro de la estructura llamada familia. La palabra familia proveniente del latín, quiere decir “grupo de siervos o esclavos, patrimonio del jefe de la gens”. La familia es una organización jerárquica y patriarcal, que se terminó de establecer como modelo a partir del siglo XVII con el asiento de la familia burguesa.

Captura de pantalla 2015-01-15 a la(s) 02.26.39

Es importante recordar que la sociedad se resistió durante mucho tiempo a esta forma de convivencia. No es algo natural. Ha sido un modelo impuesto por intereses religiosos y económicos. Quizás por ello la familia lleva en su interior secretos, celos, infidelidades, incesto, maltrato, infanticidio, feminicidio, los tan conocidos conflictos debidos a las herencias, y otro tipo de enfermedades por el estilo.

Hoy vamos a ver qué pasó en el siglo XIX con nuestro la Infancia, y qué niños nacieron a fines del siglo XIX, que luego se hicieron adultos y realizaron grandes aportes a la conceptualización de la infancia y a la educación .

La familia es el ensayo de la estructura social. En ella, niños y niñas van aprendiendo a convivir, incorporando los códigos de relación con la autoridad –padre o madre– y con el otro sexo                   –hermanas y hermanos– y en ella van definiendo sus roles según las necesidades del sistema dominante.

No es casual que hace algo más de cien años, una serie de ideas, hipótesis, teorías y experiencias, comenzaran a plantear una visión nueva de la vida, del mundo, de lo humano, de lo femenino, de la infancia, de la educación. Paralelamente al surgimiento de la Física Cuántica nacen nuevas visiones acerca de la infancia y de la educación. Lo cierto es que hoy tenemos muchas más opciones educativas para brindar a la infancia que las que han tenido nuestros padres.

Nuestra labor es estar al día con estas prácticas, experiencias y evidencias de los que se dio en llamar “la nueva escuela”. Pero, sobre todo, darnos tiempo para contemplar a los hijos y a los pequeños en general. Compartir con ellos la vida, escucharlos, jugar cuando lo necesitan, y perder el miedo a los jóvenes, dándonos tiempo para conversar con ellos.

A propósito os recomendamos la lectura del libro, ‘La Ley del espejo’ de YOSHINORI NOGUCHI (si haces click en el primer enlace de la lista tendrás el libro).

Este es nuestro uni-verso que entregaremos en cada encuentro.

Me han regalado un jardín

De tanto ir y venir por el mismo lugar

la hierba se ha secado.

En la infinita superficie que rodea a la senda

¡hay tantas flores,

setos y árboles que nunca he visto…!

Me descalzo

y de puntillas 

me dejo empapar por un mar de rocío.

HISTORIA de la INFANCIA I

Ana Barrios Camponovo, administradora del Blog El Cuenco de Baubo, realiza desde 2012 un programa para TV Internet, titulado Universo Infancia. La novedad es que a partir de 2015 lo compartiremos de forma abierta y completa, directamente en You Tube y Vimeo.

La premisa que me llevó a crear dicho espacio audiovisual fue el considerar que la Infancia es un estado de consciencia que no depende de la edad. Conservando las cualidades revolucionarias y reveladoras de esta etapa, tal como la espontaneidad, el cambio fluido en las emociones –sin que éstas nos atrapen–, disfrutar de la imaginación, la fantasía, el contacto con lo invisible, la creatividad, la inocencia, la capacidad de jugar, de sonreír frente a pequeñas cosas o reír sin razón, la capacidad de estar al 100%, de abstraerse con una actividad, de soñar y realizar, mantendremos y renovaremos nuestra vitalidad, nuestra alegría y esa cualidad maravillosa que es la capacidad de asombro.

En cada programa hablaremos sobre ese vehículo de liberación que la especie trae incluido en su ‘pack’ biológico.

La primera entrega nos sitúa en el desarrollo histórico de la Infancia hasta el siglo XIX. Veremos que la infancia, como tal, sólo existe desde hace unos doscientos años. ¿Antes qué sucedía con los niños y niñas? 

Captura de pantalla 2015-01-08 a la(s) 23.24.30

Nos creímos los cuentos de los mayores.

¡Queríamos ser grandes!

Y, cuando lo fuimos,
descubrimos
que nos habían arrebatado 
el paraíso…
 

SÍNTESIS

En este programa traemos el espejo de la historia, para que incorporemos algunas evidencias: La infancia, tal como se la concibe en nuestros días, ha sido prácticamente inexistente. Comienza a manifestarse como una etapa digna de atención hace menos de 200 años.

Hasta entonces, el niño era considerado un adulto en potencia y el único interés que se tenía era adiestrarlo para ello, en base al castigo y al premio. A unos los preparaban para mandar, a la inmensa mayoría, para obedecer y ser carne de cañón. El interés por las niñas era su capacidad reproductiva, la obediencia y la sumisión al marido. En muchos sitios del planeta, incluso del primer mundo, aún es así.

 

fotografía de la red

fotografía de la red

 

A partir de estas evidencias nuestra sugerencia alkímico-mágica es dejar de usar esa frase tan manida: “los niños son la esperanza del futuro” o “los niños de hoy son los hombres del mañana”, ya que son frases surgidas de creencias esclavizantes y domesticadoras.

8 pensamientos en “Universo Infancia

  1. “… nos habían arrebatado el paraíso…”
    Sin duda nos lo arrebataron pero, al menos, no nos arrebataron la memoria y con la imaginación podemos volver, de vez en cuando, a él :)
    ¡Preciosa entrada! ¡Gracias por compartirla!

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué felicidad oír tu sonido, cuencodebaubo! Suena ligero y refrescante. Seguiré escuchando. Gracias!

    Me gusta

  3. Si. Viven en un paraíso que si nos dejamos, nos transporta, a lugares olvidados, pisoteados por el “mundo de los mayores” y nos traen ese recuerdo de quienes somos aún, tímidamente, ridículamente, y nos reímos cuando nos reconocemos en ellos los niños, nos AYUDAN A VOLVER A CASA, son fabulosos maestros cotidianos. Son efectivamente un ESTADO DE CONSCIENCIA. Totalmente de acuerdo. Divinos!!! Mágicos- Gracias Ana por elevarnos a esta POSICION DE INOCENCIA DIGNA. Custodiamos un rico PRESENTE. Aprendiendo a gozarlo y respetarlo en su VERDADERA DIMENSION.

    Me gusta

  4. Enhorabuena!
    Y, si, esa niña, ese niño están ahí dentro de cada uno… muchas veces escondidos, jugando solos en un rincóncito… ¿Les abrimos la puerta?

    Le gusta a 1 persona

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s