El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

Cuídate

5 comentarios

Cuida quién acaricia tu espalda, porque ahí está tu energía original, tu vuelo, tu poesía, tu creatividad, el susurro de quién eres… El recuerdo del sueño de universo que un día fuiste.

En él podrás retornar a la fuente, como esa niña llevada por los globos.

Así nos llevan cuando nos dejamos. Cuando somos capaces de ver las puertas y los senderos y nos atrevemos a cruzarlos.

Esas son nuestras alas.

En la espalda, la melodía de la vida nos inspira a recordar quién es nuestro auténtico amante.

 photo tumblr_njg19a3vch1twprcxo1_500.gif

Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

5 pensamientos en “Cuídate

  1. :) ¡Qué lindo! Así visto, la espalda es un camino que nos conduce a un universo de sensaciones.

    Me gusta

    • Según la sabia tradición china, en la columna vertebral asienta la llamada Energía Original o Yuan Qi, es quien conserva la memoria intacta de nuestro cometido, el recuerdo de nuestra función vital, personal y social como microcosmos. Allí están todas nuestras posibilidades, más allá de los programas que hemos heredado de nuestros ancestros y de la sociedad. Algunos nombres de los resonadores o puntos de acupuntura son: Asalto de la Imaginación, Terraza del Espíritu, Sentido Divino, Puerta de la Vida o Puerta del Destino, etc. Negada a la propia visión, la espalda se brinda a la convivencia amorosa, que no necesariamente debe ser de pareja.

      Le gusta a 1 persona

      • ¡Qué bonito! :) Imaginada así, la columna vertebral son eslabones de vivencias que forman la cadena de la vida a la que todos estamos atados. ¡Me gusta!

        Me gusta

        • Aunque las vivencias inciden profundamente en la columna, en ella está la esencia que nos permite la resiliencia. Fíjate que, más que atados,
          estamos condicionados,pero es posible salirse de esos condicionamientos. Esta salida implica profundamente a la columna vertebral, o sea a la espalda.
          De su fluidez y flexibilidad depende el descondicionamiento. ¡Salud Martes de Cuento!

          Me gusta

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s