El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

Sensibilidad & belleza

Deja un comentario

Belleza y sensibilidad, una unidad de función

AnA Barrios Camponovo

La sensibilidad te permite apreciar la belleza. Y, sin duda, desarrollar el sentido de la belleza te va convirtiendo en un ser bello. Tiene gracia… La belleza de las personas nace de su sensibilidad, de su empatía, de su capacidad de estar atentas, de su agilidad para darse cuando se las necesita, de su captación del entorno, de su sentido del humor.

La sensibilidad se sustenta en la identidad. Es la identidad de la persona lo que le permite apreciar la belleza que expresa la madre naturaleza, por ejemplo. La belleza de la especie humana, la belleza de una artesanía, la belleza rítmica y visual de la poesía, la cadencia de una respiración o de un latido, la vibración de una melodía, la maestría de una prosa, la sutil emanación de un aroma, solamente pueden ser disfrutadas en toda su dimensión cuando la persona está identificada con su ser. La identidad es lo que le permite estar en silencio. Escuchar al otro sin atropellar sus argumentos, sin hacer sugerencias cuando no te las solicitan, sin intervenir, está dado por ese silencio interior consustancial a la identidad.

Es difícil amar si no estás identificadx. Es difícil escuchar si no estás identificadx. Es difícil desarrollar la empatía si no has desvelado tu identidad. Es probable que, con mucha frecuencia, te pierdas en las apariencias. La identidad permite que contemples tu entorno y lo sientas.

Quizás lo más inquietante, lo mas jocoso, y también lo más hermoso, es que esa identidad va cambiando permanentemente. Y es esa renovación, justamente, lo que permite una sensibilidad amplificada y un aprecio Ad-infinitum de la belleza.

La obra de Riccardo Guasco nos encanta, puedes visitar su página haciendo click sobre la leyenda de la imagen.

Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s