El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

CUENTOS

Deja un comentario

Escribir es una vía de liberación, una forma de ampliar horizontes, un puente hacia los otros “otros” que también somos. La necesidad de escribir nace de forma caprichosa, como el árbol de tronco retorcido que nace de una semilla que, quién sabe cómo, fue a parar a lo alto de un peñasco. Su retorcimiento es su virtud, puesto que, de un tronco imperfecto, nadie busca hacer leña.

Compartir lo que se escribe es una forma de comunicación. Siembras un cuento como quien lanza una semilla a la tierra y sigues camino. No te detienes a ver si crece y fructifica. El riego corresponde al Misterio. ¿Quién sabe?, cuando retornes a ese origen -uno de tantos, casi infinitos– te encuentres con la sombra de aquella semilla hecha fronda generosa y, silenciosamente, te ofrezca su cobijo. Leer el cuento La piedra y la espuma de mar

Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s