El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

SEXO y MATERNIDAD

3 comentarios

Ana Casas Broda

Compartimos dos artículos, uno de Mónica  Felipe Larralde y una selección de textos de Casilda Rodrigañez, ambos enfocados a la maternidad y la necesidad de recuperar todo lo que ésta tiene de gozo, de disfrute y de sexualidad. Algunas fotos de Ana Casas Broda que ha investigado a través de la fotografía el tema de la maternidad, acompañan los artículos. LEER ARTÍCULOS

Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

3 pensamientos en “SEXO y MATERNIDAD

  1. Guapa!!!!!!

    Me gusta

  2. Mi sangre huele a hierro, a roca caliente, a pan recién hecho en el útero. Es la amiga que tira de mi pelo suavemente para que vayamos hacia dentro, a hacer alquimia las dos juntas. Así decido lo que sirve y lo que no, así consigo separar el oro de los metales pesados. Mi sangre llega cuando la luna se hace pequeñita y desaparece. Y la noche es tan oscura que una debe andar atenta si no quiere perderse por el bosque. Es sabia y cíclica, como las ballenas, las estaciones y algunos árboles hermosos. A veces duele debajo de mi vientre, porque en el fondo es buena y quiere que bajemos el ritmo, que adoptemos el tempo de las tortugas y nos demos largos masajes con aceite de ricino. Mi sangre es, además, medicina, se lleva lo viejo y me obliga a cuidarme, a tomar más nueces y más pescado, más infusiones de lavanda. Cuando brota en la entrepierna, sé que mi cuerpo es sabio y que mi mente está preparada para meditar. Entonces me gusta sentarme en un lugar tranquilo y mirar fijamente al sol. Y no me ciego, amiga, aunque esté una hora, es sorprendente. También a veces canto profundo, porque me nace, y así mi sangre es como un río, con su melodía y todo. O bailo haciendo círculos con las caderas, muy suave, porque así el dolor se calma por momentos. Mi sangre me conecta con las mamíferas de la tierra: lobas, felinas varias, chimpancés, humanas, hienas… Quizás por eso siento el impulso de salir a la playa, a los acantilados, a las riberas de los ríos… para juntar mi voz con su voz y mis pies con sus pezuñas. Mi sangre es mi maestra, me dice qué trabajos debo dejar, qué oficios no respetan mis flujos, mis primaveras y mis inviernos. Qué ropa no me conviene, porque me aprieta la sabiduría de debajo del ombligo. Qué lugares no debo frecuentar porque me enclaustran y me tensan lo importante. Cuando sangro me convierto en chamana, bruja, abuela, anciana de los tiempos. Puedo mirarte fijamente a los ojos y dejar que entres en mí, que me penetres. Puedo hacer alquimia con la vida, extraer gotas de luz de las tinieblas y enseñanza de las tempestades. Puedo cogerte de la mano sin temblar y llevarte a mi refugio, junto al gran lago, a mi cueva de tierra bajo tierra. Mujer que busca, hermana linda, celebremos juntas que es oscuro, que el sexo es rojo, que huele a jazmín por las esquinas. Aullemos, preciosa, hasta que la luna vuelva a nacer y volvamos a ser vírgenes de nuevo. Como la nieve.

    Date: Fri, 30 May 2014 07:24:11 +0000 To: rosa_soria62@hotmail.com

    Me gusta

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s