El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

Virginidades

2 comentarios

¿a qué majada perteneces?

¿a qué majada perteneces?

Hoy recogemos un artículo que creemos relevante para mujeres y hombres de cualquier edad. Preguntarnos acerca de las creencias establecidas a nivel social, cultural o religioso, nos permite despertar a otras concepciones de lo que es la vida y avizorar la posibilidad de una humanidad más evolucionada. En este planeta, en el que compartimos diversos tiempos históricos de forma simultánea –pues algunos sitios están en el siglo XXI, mientras otros están en plena quema de brujas y otras barbaries–, es posible ir rompiendo las cadenas de nuestras creencias y desarrollar una vida más natural, menos prejuiciosa y sobre todo, más disfrutable y amorosa. La virginidad, tan apreciada en alguna época, hoy, para muchas jóvenes puede ser un inconveniente o un motivo de exclusión…

El artículo lo escribe una de esas jóvenes que se han sentido –y han sido– excluidas por ser vírgenes. Excluidas e incluso despreciadas por no seguir el ritmo de la majada. Y cada majada tiene sus pastores…

Esta joven ha reflexionado acerca de las diversas creencias que hay establecidas en torno a la virginidad y ha permitido que algunas mujeres,  jóvenes y hombres se cuestionen este punto y compartan sus inquietudes. ¿Qué significa eso de la virginidad? ¿Cuándo dejas de ser virgen? ¿Será una ventaja…? ¿En qué sentido?

Clara de Argentina – Fuente: Proyecto Kahlo

La escena ya es casi un cliché: estás con un grupo de chicas, relajada, charlando y, por medio de sutiles transiciones, el tema de conversación cambia y comienzas a escuchar las últimas hazañas sexuales de las presentes. Te limitas a sonreír, asentir y soltar una carcajada en los momentos en que (ya sabes) debes hacerlo. Y por más que parezca que lo estás pasando de maravillas y que nada de este mundo podría preocuparte en este momento, hay algo que te inquieta. Y sin que digas ni una palabra, ya todas las que están contigo lo saben.

Eres virgen. La palabra resuena dentro de tu cabeza mil veces, con mil timbres de voz diferentes, como si te lo repitiera cada persona que has conocido.

Sí, así es. Esta es la historia de toda mi adolescencia y lo que va de mi juventud. Y estoy dispuesta a compartirla porque sé que no estoy sola. Pero fundamentalmente, porque hoy sé que “ser virgen” (como lo dicen taaaaantas personas, ¡como si fuera algo que definiera quién eres!) no es ni malo, ni bueno, ni NADA. No significa nada. El concepto de la “primera vez” es algo tan subjetivo que estoy segura de que, si todxs lo pensáramos, cada unx lo tomaría de una manera totalmente distinta. LEER ARTÍCULO

 

Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

2 pensamientos en “Virginidades

  1. LO MAS IMPORTANTE ES LA FIDELIDAD HACIA UNA MISMA Y PARA ELLO HACE FALTA MUCHA SINCERIDAD.
    Gracias Clara por tu aporte de autenticidad.

    Me gusta

  2. Viviendo y aprendiendo! Gracias

    Me gusta

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s