El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

¿Quieres sentir como siente una mujer?

Deja un comentario

¿Mayoría oprimida…?

Hoy lo hemos encontrado subtitulado, es impactante. Hay tantas cosas que agreden a una mujer, tantas, que hemos engrosado nuestra piel para no sentirlas, para ser indiferentes, para vivirlo como “lo normal”. Esa normalidad enferma en la que nos hemos acostumbrado a vivir durante generaciones, se pone en evidencia en este corto de origen francés y aplicable a cualquier cultura. Las mujeres somos la “mayoría oprimida”. Algunos hombres empiezan a darse cuenta.

Mas aún falta mucho para que las mujeres de este planeta sean capaces de reaccionar ante lo que se supone un estilo de vida “convencional”, “correcto”. Mucho falta para que las jóvenes dejen de reír cuando un chico las llama amistosa o graciosamente, “puta” o la acaricia haciéndole ver que es su “gatita” o su “perrita”, como es el estilo de algunos jóvenes de hoy. Falta mucho para que las mujeres adultas dejen de considerar la belleza, a través de las modas. Falta mucho para que muchas mujeres se crean con derecho a tener sus propios sueños e ideales. Y eso es producto de milenios de opresión… y la OPRESIÓN es MALTRATO.

LA OPRESIÓN ES MALTRATO

ALGO MÁS SOBRE EL CORTO

Ana Alfageme, MUJERES , El País – 12.2.2014

La actriz, guionista y directora francesa Eléonore Pourriat ha dibujado en el cortometraje Majorité Opprimé (Mayoría oprimida) un mundo dominado por mujeres y donde los explotados, en todos los sentidos, son los hombres. Es un filme rodado hace cuatro años que no tuvo mucha repercusión mediática pero que, cuando la realizadora ha subido su versión inglesa a YouTube, ha generado más de tres millones de visitas en una semana.

¿Cómo nació el filme? “¡La inspiración ha sido mi vida cotidiana en 40 años!”, responde vía mensajería instantánea.  Le pregunto como la han recibido sus amigos. “Casi todos son feministas o pro igualdad entre hombres y mujeres; pero algunos tuvieron reacciones extrañas, como, ¿qué está haciendo? ¿Quitándole el trabajo a su marido? Él es cineasta. Pero también recibió agresivos mensajes de “machos estúpidos”. “El más fuerte fue de un loco que dijo: ‘Ese coño tiene que ser violado con un cuchillo’. Bonito, ¿eh? Algunos tipos se transtornan cuando hablas de igualdad, ese es el problema.No quería que la película fuese violenta, lo es hasta cierto punto pero mi objetivo era hacer reír a la gente y luego que se identificaran con el protagonista”.

A veces me he preguntado como sería el mundo sin abuelos, sin niños, sin hombres o sin mujeres… El periodista Antonio Jiménez Barca firmó hace casi 10 años un magnífico reportaje sobre las calamitosas consecuencias que tendría para nuestra vida que desapareciesen las 800.000 inmigrantes que habían llegado a Madrid en busca de futuro. Otro ejercicio de imaginación igualmente educativo giraría en torno a la dominancia: ¿qué pasaría, por ejemplo, si ser heterosexual fuese minoritario? ¿Cómo se sentirían los hombres y las mujeres atraídos por el sexo opuesto si eso fuese vergonzante o estuviese penado incluso con la pena de muerte en algún país? ¿Qué pensarían cuando gays y lesbianas les soltasen algo como: “No, si yo soy muy tolerante, si tengo muchos amigos heteros, pero otra cosa es que os caséis…” Se lo cuento y ella me asegura que ese factor se puede aplicar en muchos campos. “La sorpresa que genera es la fuente de la emoción y tiene sentido”, dice.

Eleonore Pourriat

¿Y por qué la viralidad de Mayoría oprimida?. “Porque los derechos de las mujeres están en peligro en todo el mundo, incluso en países como Francia o España. En Francia, las actitudes están convirtiéndose en muy conservadoras y parece que retroceden, con el matrimonio gay y la teoría del pseudogénero. Es la voz de la gente atemorizada. El miedo les hace imaginar que queremos aniquilar las diferencias entre hombres y mujeres. ¡Pero los hombres siempre tendrán pene y las mujeres vagina! Es el clásico miedo a la castración”.

Eléonore, nieta de un músico español que se exilió en Francia al comenzar la Guerra Civil, prepara un libro sobre él, un personaje al que estuvo muy unida. En cuanto a lo que nos ocupa, va a volver a las andadas. Mientras prepara su primer largometraje, rodará un falso documental sobre como los hombres presionan a las mujeres para depilarse el pubis. “¿Pasa lo mismo en España?”, me pregunta.

*Adenda: una primera versión de este post se titulaba “El caso viral del hombre oprimido en un mundo ‘feminista”. Muchos habéis protestado por el uso erróneo del término “feminista”, utilizado aquí porque lo usa el protagonista. Esperaba que se entendiese por el tinte satírico del filme. No ha quedado clara mi intención, y os pido disculpas. Lo más parecido a lo que sufre él es el “hembrismo”, como algunos apuntáis, la actitud de prepotencia de las mujeres respecto a los varones. Aunque, en mi opinión, se trataría más bien de la opresión o dominación de ellas hacia ellos, siendo ellos víctimas sistemáticas de abusos y ataques a su dignidad. Por contra. muchos de nosotros imaginamos un mundo feminista igualitario en derechos, en el que todos merecen respeto.

Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s