El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

El Caballo

Deja un comentario

el doodle del año chino – 31 de enero – Caballo de Madera

“El caballo en su mensaje inicial volaba, pero por condescendencia con los hombres se posó en la tierra. En el fondo del corazón, el caballo quiere decirle a cada ser que debe volar. Que la vía del amor es el mecanismo ideal para establecer el vuelo. Esa es la fe del caballo, que le va hacer finalmente elevar el vuelo, sacar sus alas y convertirse en esa figura de caballo alado.

El caballo es el animal totémico, chamánico por excelencia. El caballo busca su vuelo y recuperar las alas que una vez tuvo y retornar a navegar por las praderas siderales. En todas las culturas aparece el caballo como el elemento por excelencia que utiliza el chamán para iniciar su vuelo, para empezar su trance. El caballo se convierte en el elemento de fuerza, inteligencia, decisión, movimiento, es el que lleva finalmente al chamán a entrar en trance y navegar por donde sea para encontrar el remedio, la virtud, la solución a lo que sea.

En definitiva, el caballo, recuerda constante y permanentemente a cada uno de los animales emblemáticos, que el camino de cada ser es hacia la amplificación de la consciencia”.

(fragmento, Dr. Padilla)

El tambor, a su vez, representa el ánima del caballo, pues es el que permite el trance que lleva al vuelo en el ámbito chamánico. Vuelo que lleva a amplificar la consciencia, limpiando, despejando sin esfuerzo ni voluntarismos la interferencia del mundo conocido, de creencias repetidas, muertas, eso que llamamos “realidad”, y entrar así en una vida INSPIRADA.

Confieso que, aunque he incluido en todos los encuentros –Alkimia Interior Femenina, Canto Sanador, Dimensiones– que coordino en el Espacio Ling Tao, el toque de tambores sagrados, me vi sorprendida cuando además de adquirir cada persona su propio pandero, propusieron pintarlos como parte del curso. Somos 26 personas y personitas, por ahora, que pronto tendremos cada uno su tambor de vuelo.

Sin lugar a dudas, son las resonancias del Caballo de Madera las que nos han llegado, y damos gracias por ello. Les invitamos a estar atentas y atentos, para sentir y vivir la experiencia del “Retorno al pulso divino”.

Ana BCamponovo

Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s