El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

3 comentarios

14 de febrero, nos unimos a la Campaña mundial One Billion Rising

Hoy nos hemos unido a la revolución de mujeres y hombres que van a BAILAR, LEVANTARSE y EXIGIR un fin a la violencia contra mujeres y niñas el 14 de febrero de 2013. UN BILLÓN DE PIE es un llamado global para que mujeres y hombres en todo el planeta se unan en sus comunidades para bailar y exigir un fin a la violencia contra mujeres y niñas. ¿Te unirías a mí?  Ahora mismo, 1 de cada 3 mujeres en el planeta será golpeada o violada durante su vida. V-Day, el movimiento global para poner fin a la violencia contra mujeres y niñas, se rehusa a observar cómo más de un billón de mujeres sufre violencia. UN BILLÓN DE PIE es una promesa de que el 14 de febrero de 2013 nos aseguraremos de que millones de hombres y mujeres se levanten en todo el mundo para decir “BASTA. La violencia termina AHORA”. ¡Gracias!

Gracias por unirte a UN BILLÓN DE PIE, la campaña más ambiciosa de V-Day. Hace 14 años, cuando V-Day empezó, tuvimos la atrevida idea de que podíamos poner FIN a la violencia contra mujeres. Desde entonces, cientos de miles de activistas V-Day en audiencias y escenarios en más de 140 países se han unido para exigir un fin a la violencia contra mujeres y niñas. Pero aún hoy las estadísticas de las Naciones Unidas demuestran que 1 de cada 3 mujeres en el planeta va a ser golpeada o violada durante su vida. Eso es más de un billón de mujeres que viven en el mundo hoy.  V-Day quiere que el mundo vea nuestra fuerza colectiva demostrando exactamente a qué se parece un billón. UN BILLÓN DE PIE es una promesa de que el 14 de febrero de 2013 nos aseguraremos de que millones de hombres y mujeres se levanten en todo el mundo para decir “BASTA. La violencia termina AHORA”. Eve Ensler

POR UNA VIDA SIN VIOLENCIA SEXUAL

EL ARTE DE DANZAR EN LA PENUMBRA PARA DANZAR EN LA LUZ

La necesidad de expresarnos:

“Y el verbo se hizo carne…” Y la carne debe retornar al verbo.

Ana Camponovo

El arte de danzar en la penumbra, como nos ha sucedido a las mujeres durante milenios -cuestión de supervivencia-, nos ha permitido a algunas, atesorar nuestros movimientos y cadencias, renovándolas. ¿Por qué no íbamos a creer que lo que destilaba nuestro mundo interior era valioso? Hijas de hijas que fueron subestimadas, despreciadas o tratadas como tontas integrantes y felpudo de la servidumbre humana, como objetos sexuales descartables, hemos tenido que ir realizando verdaderas galerías de escape, túneles hacia la liberación soñada, escondites secretos, refugios que aún es posible apreciar en nuestras almas.

Algunas, en vez de compartir la danza, se han perdido en la penumbra, como quien se sumerge en un cenote y se deja llevar por la maravilla de las aguas azules, la luz, las formas de las rocas, la profundidad abisal, el silencio fantástico y misterioso.

Otras, dándose cuenta del mundo en el que estaban, juntaron demasiada rabia que no debían dejar salir, y se disolvieron, presas de la autoagresión.

Las que peor muerte llevan en todos los tiempos -aún sin darse cuenta y según lo siento-,  son las que han optado por olvidarse de su interior y se han acostumbrado a tapar los agujeros de otros, de otras, de “su” familia, de “sus” hijos, de “su” marido, de “sus” amigas y amigos… “¡Qué más puede haber!” “Lo primero es lo primero”: la propiedad privada, un invento de la sociedad patriarcal… En la negación de sí mismas,  nada más traicionan a la vida… La sociedad, en cambio, las recordará como “buenas mujeres que no se merecían ese final…” cuando sean internadas en una residencia con cualquiera de los achaques de moda.

El arte de danzar en la penumbra de la caverna, ha permitido que miles de mujeres se atrevieran a expresarse, se hicieran visibles.

DSC00676

El despertar de la mujer es cuestión de creencia. Son las mujeres las que primero tienen que creer en sí mismas y en las otras. Cada fémina tiene la oportunidad de comulgar con lo que siente y piensa. Otras le pueden ayudar a verse, a sentirse, a reconocer su penumbra, a darse cuenta de que ella también ha danzado en la oscuridad. Pero hay un paso que tiene que dar sola: la creencia. Nadie puede creer por ella.

Todas las mujeres danzan en la penumbra, todas sienten y viven la caverna, algunas comienzan a creer.

¿Qué podrían temer perder, si es que a la mujer, como especie, le han hecho perder casi todo…? Nos quisieron quitar el gozo de esa liberación trascendente que es el orgasmo. Ridiculizaron nuestra intuición, clarividencia y sabiduría natural. Nos coartaron el éxtasis del parto. Nos normativizaron el contacto con el bebé y la lactancia. Quieren continuar gobernando nuestra salud: nos drogan con hormonas para controlar la maternidad, nos emparchan para mantenernos un tiempo más como objetos sexuales, nos atemorizan con todo tipo de infiernos, donde el tumor, “el maligno” puede habitar nuestros pechos y nuestra matriz. Nos siguen persiguiendo con los perros de la mamografía, el bombardeo de las ecografías, de la osteoporosis y de la depresión… ¿Aún piensas que exagero?

Aún es posible escuchar los ecos de la penumbra, el pulso del aliento que nos llama, el halo de la creencia que retorna a nuestra consciencia.

“Creer” es la palabra mágica. Creer y afirmarnos en las que han creído en sí mismas antes que nosotras.

Creer y expresar lo que hemos intuido en la danza interior; escribirlo, recitarlo, danzarlo, colgarlo en los balcones, no sólo para compartirlo, sino para que aprecies tus palabras, mujer,  y les permitas convertirse en tu hacer liberador.

Al expresarme,
permito que este ser,
este cuerpecito-alma fémina,
retome el sentido que tiene
en el concierto fascinante de la vida.
 
El creer engendra palabras,
y las palabras dan a luz
tu ser, tu estar y tu hacer.
 
No dejes de danzar
en la penumbra de tu caverna 
y a la luz del sol y de la luna
danza por un mundo
sin violencia 
 
Anuncios

Autor: El Cuenco de Baubo

Asociación de mujeres y hombres que investigan en la identidad femenina de la especie humana. Todos habitamos el útero al inicio de nuestras vidas. Compartimos el cromosoma X. Todos los citoplasmas de nuestras células se originaron del óvulo... y más curiosidades, en nuestra publicación "Naturalmente Tú".

3 pensamientos en “

  1. Gracias Ana!!!!!!!!!!!!Me estremece profundamente la visión que compartes tan generosamente!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  2. Gracias Cecy, la conozco. La respiración ovárica es una técnica taoísta. Nuestras actividades de Cuenca y del curso de Alkimia Interior Femenina coinciden mucho con lo que hacen ellas. Ya te escribo.

    Me gusta

  3. Mil felicidades por su X universario que esta iniciativa siga en ascendenta para Ser una mejor hiumani DAD !!! Les quiero compartir que vino a playa una colombiana a dar un curso de respiracion ovarica. Les recomiendo su face con ese titulo. Abrazos. Cecyarte

    Me gusta

Apreciamos tu comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s